Arresto domiciliario para embarazadas y madres

miércoles, 2 de diciembre de 2015 · 22:08
La decisión la tomó el titular del Juzgado de Ejecución Nº1 de San Isidro, Gabriel David, luego de visitar la cárcel y tras tomar conocimiento de la denuncia pública de Mario Coriolano, defensor bonaerense ante la Casación Penal, quien definió como "condiciones de horror" la situación de las internas y los niños en ese lugar.

“Una vez verificado el domicilio en cada caso, la medida deberá cumplimentarse en el término de 24 horas con comunicación al magistrado a disposición de quien se encuentre cada interna”, ordena el habeas corpus correctivo emitido por el juez David.
La Comisión Provincial de la Memoria (CPM) de la provincia de Buenos Aires confirmó hoy a través de Andar, la agencia de noticias del organismo, que 19 mujeres ya obtuvieron el cambio de sus condiciones de arresto.

De acuerdo al informe de la CPM, en la unidad penitenciaria hay 54 mujeres encerradas con sus hijas e hijos y 22 detenidas están embarazadas.

Hasta hoy sólo 19 mujeres cambiaron su lugar de encierro y fueron trasladadas para cumplir con el arresto domiciliario, porque "en los otros casos, los jueces no accedieron al pedido de David que se adecua al Código Penal argentino que es muy claro: las embarazadas y las madres con hijos menores de cuatro años deben cumplir arresto domiciliario", explicó Coriolano a Télam.

A pesar de esto "hay magistrados que se niegan a cumplir con la norma, por eso mañana nos reunimos con los 12 abogados del equipo para evaluar cómo seguimos con las causas de las otras internas".

Deficiente atención de salud, regímenes de vida vejatorios, focos infecciosos, presencia de alimañas y mala alimentación, son algunas de las anomalías detalladas por el juez en su decisión.

"El lugar, donde viven bebés y niños con sus madres detenidas está lleno de ratas. Pusieron veneno y dos chiquitos lo ingirieron. Es un horror ese lugar", detalló el defensor.

El magistrado describió en su fallo que las celdas donde conviven las detenidas con sus hijos tienen una cama y una cuna, ubicadas al lado de un inodoro donde "independientemente del grado de higiene, constituye un foco infeccioso y permite el ingreso de roedores que son una plaga en la unidad".



Valorar noticia

Comentarios