Inauguraciones

Argentina vuelve a enriquecer uranio para uso pacífico

La Presidenta puso en marcha hoy la planta en la provincia de Río Negro. Mirá de qué se trata este desarrollo en tecnología radiactiva.
lunes, 30 de noviembre de 2015 · 22:02
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó hoy el acto de puesta en marcha de la planta de enriquecimiento de Uranio 235 para usos pacíficos en combustible nucleares, con lo que el país vuelve a ingresar de manera efectiva en el selecto club de naciones que existe a nivel global en este tipo de producción.

El anuncio se concretó esta tarde en el Complejo Tecnológico Pilcaniyeu, en la provincia de Río Negro, en un encuentro que contó con la presencia del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.


El Ministerio de Planificación, en un comunicado de prensa, recordó que el plan Nuclear Argentino relanzado en 2006 por el ex presidente Néstor Kirchner y continuado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, permitió terminar la Central Nuclear Néstor Kirchner, iniciar la extensión de vida de la Central de Embalse y comenzar la construcción del reactor Carem -100 por ciento nacional-".


También enfatizaron que ya se firmaron con la República Popular China los acuerdos para la construcción para la Cuarta y Quinta central nuclear.

La producción de uranio enriquecido abastecerá a las centrales en funcionamiento, así como a las 3 proyectadas y a los 13 centros de medicina nuclear en todo el país (11 están en construcción).

Con respecto al prototipo de enriquecimiento de uranio del Complejo Tecnológico Pilcaniyeu, es una planta piloto que ya trabajó en la década del ´80 y fue prácticamente desmantelada en los ’90. Entre 2006 y 2010 fue actualizada en su equipamiento tecnológico y personal técnico y profesional para reposicionar a nuestro país en el Grupo de Suministradores Nucleares conformado por naciones que poseen esta tecnología (NSG por sus siglas en inglés) que tiene a su cargo reglamentar la comercialización internacional de materiales y tecnologías aplicables a la generación de energía de origen nuclear.


Las normativas del Grupo permiten que solamente los países que ya poseen la tecnología de enriquecimiento de uranio puedan acceder a la provisión de bienes y servicios asociados a la misma o a otra tecnología de enriquecimiento con capacidad para replicarla o aumentar su escala. De allí el enorme valor que tienen para nuestro país los logros alcanzados en el Complejo Tecnológico Pilcaniyeu.


El Complejo recibió una inversión de 250 millones de pesos desde el Ministerio de Planificación Federal, que le permitió recuperar gran parte de su infraestructura y equipamiento, materializado en un nuevo sistema de carga y descarga, usina, comunicaciones, planta de producción de flúor y planta tratamiento de efluentes y sus servicios; a la vez que incorporar tecnología de última generación y contar con personal altamente calificado.


También en la concreción de un Laboratorio Argentino para la separación Isotópica para enriquecimiento por láser: Autonomía Tecnológica y Desarrollos de alto valor agregado, lo que permite reflotar la tecnología de enriquecimiento por difusión gaseosa e implica la plena recuperación de las capacidades que el país ya poseía en este área, que incluyen el manejo del hexafluoruro de uranio y conocimientos asociados con los materiales utilizados.

Sobre esta base se está avanzando en otra metodología novedosa de enriquecimiento por láser a través del proyecto LASIE (Laboratorio Argentino para Separación Isotópica para Enriquecimiento por Láser).


En este sentido, nuestro país acaba de demostrar la factibilidad a escala de laboratorio del método de vaporización metálica asistido por láser (SILVAR), enriqueciendo en el orden del 2 al 4 % uranio 235 en pequeñas cantidades, utilizando menos de 1 gramo de uranio natural.


Este experimento forma parte de una serie de experiencias de separación molecular por láser que se realizan con el fin de dominar esta tecnología estratégica y analizar cuál es la más apta para su escalado industrial.


Poseer esta tecnología permitirá que Argentina en forma independiente y soberana pueda proveer combustible nuclear tanto para reactores argentinos como para exportar al mundo.


Todos los experimentos y prácticas fueron informadas a las agencias internacionales de salvaguardias (ABACC y OIEA) por intermedio de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN), y de esta manera Argentina consolida su posición internacional en el desarrollo de esta tecnología para fines pacíficos, entre otras cuestiones.


En este marco, la puesta en marcha del equipamiento denominado Loop de Freón en el Edificio de Termohidráulica del Centro Atómico Bariloche (CAB) de la CNEA, permitirá la realización de ensayos para optimizar el diseño de los combustibles nucleares, mejorando así la eficiencia energética de las centrales nucleares de potencia Juan Domingo Perón (Atucha I) y Néstor Kirchner (Atucha II).


Esta iniciativa permitirá que las Centrales nucleares realicen ensayos con la finalidad de estudiar el funcionamiento y la resistencia de nuevos diseños de piezas de elementos combustibles.

En el mundo solo hay 3 instalaciones de estas características y su construcción y equipamiento resultó de un costo menor al que suponía probar los combustibles en el exterior.


La infraestructura contó con una inversión final de 30 millones de pesos y en su construcción participaron técnicos e ingenieros de INVAP y del CAB.

Además los diseños permitirán aumentar la producción de energía eléctrica de los reactores y centrales de potencia argentinos.

Fuente: Infonews 

Valorar noticia

Comentarios