Lo golpearon, apuñalaron y torturaron con agua hirviendo hasta matarlo

El abogado platense asesinado en Melchor Romero sufrió ese calvario antes de perder la vida, según afirmaron los investigadores, que tratan de establecer el móvil del crimen.
jueves, 19 de noviembre de 2015 · 08:39
Una pista podría ser clave para descubrir qué fue lo que pasó con el abogado que fue hallado asesinado en Melchor Romero. El teléfono celular de Miguel Ángel Gómez se convirtió en una pista clave en la investigación del homicidio de este abogado platense de 66 años, cuyo cuerpo fue encontrado el lunes pasado en el asiento trasero de su auto, con las manos atadas, una bolsa en la cabeza, golpes, varias puñaladas y rastros de quemaduras.

En relación al teléfono los investigadores sostienen que "todo está bajo análisis”, admiten que quedaron registradas varias llamadas entrantes y salientes en las horas previas al homicidio. La víctima tenía "irritaciones en la piel compatibles con quemaduras”, posiblemente provocadas con agua caliente.

Una de las hipótesis que se investigan es que lo torturaron, lo retuvieron y mataron en otro sitio. El crimen se descubrió alrededor de las 8 de la mañana del lunes, cuando alguien denunció al 911 que un auto Volkswagen Gol Trend de color gris estaba obstaculizando el paso en 143 y 511. A simple vista, los peritos detectaron golpes en la cabeza y cortes en la espalda, el cráneo y la cara. Lo último que se sabe de Gómez es que salió de su casa a las 22 del domingo, sin decirle a su pareja si planeaba encontrarse con alguien.

El informe preliminar de la autopsia ubicó la hora de la muerte entre la medianoche y las 2 de la mañana del lunes. La fiscal en turno, Virginia Bravo, caratuló el caso como "homicidio” y ordenó tomar distintos testimonios para esclarecerlo. En un crimen que conmocionó a la ciudad son pocos los datos con que cuentan, aunque el teléfono podría ser clave. Se investiga si la víctima estaba siendo amenazada y qué casos estaba llevando adelante.

La certeza de los investigadores es que el lugar donde fue hallado el cuerpo no es donde se cometió el asesinato. Se buscan testigos, que hayan visto quién dejó el auto es ese lugar. Con el celular de la víctima se podrán determinar las últimas llamadas entrantes y salientes, y los mensajes que no haya borrado, para establecer quién fue la persona que lo agredió y a quién hicieron el último llamado.

Además, buscan pistas en sus vínculos de trabajo. El hombre le dijo a su mujer, el domingo a las 22, que viajaría a Dolores. Pero nunca llegó a destino. En el coche también hallaron restos de tickets de la autopista La Plata-Buenos Aires. Por eso, tratarán de establecer si esa noche (o antes) viajó hasta la Capital Federal. Desde la Policía, asimismo, indagan entre los conocidos y en el entorno familiar para determinar si alguno puede aportar datos.

(Fuente: Crónica) 

Comentarios

Otras Noticias