La emoción de los policías que hallaron a Mía

María Laura Salva y Daniel Benossio fueron alertados por el maletero en la Terminal de Ómnibus de Junín quien les dijo que había visto a una nena igual a Mía. Cómo fue el encuentro.
jueves, 19 de noviembre de 2015 · 21:24
"Fue un encuentro muy lindo. Mucha emoción de haber dado con el paradero de la nena que era intensamente buscada por todos lados", contó Daniel Benossio en diálogo con minutouno.com sobre el momento en que vieron que Mía, la nena de seis años que había desaparecido el lunes luego del crimen de su mamá y su hermano, estaba sana y salva.

Todo se inició cuando Raúl González, el famoso maletero comenzó a gritar por los pasillos de la Terminal de Ómnibus que le parecía que la nena que había visto "era la que están buscando en la tele". 

María Laura Salva se encontraba realizando su habitual caminata por el lugar cuando escuchó al hombre e inmediatamente dio aviso al resto de sus compañeros. 

Fue entonces cuando ella, junto con Daniel Benossio comenzaron a buscarla. Según el relato del maletero, estaba junto a un hombre de 25 años. 

Finalmente González no se equivocó: la nena era Mía y el joven que la acompañaba, era Enrique Alcaraz, sospechado de ser el autor del crimen de Sabrina Martin y su hijo de tres años.

"Fue un encuentro muy lindo. Teníamos mucha emoción de haber dado con el paradero de la nena que era intensamente buscada. Estamos muy contentos de haberla encontrado saludable. Se notaba que no estaba maltratada, estaba tranquila y se notaba que tenía un cierto apego con esta persona. Gracias a dios estaba bien", relató Benossio.
 
En ese sentido, explicó que "no habló mucho. Estaba en brazos de Alcaraz. Se le preguntó a la nena como se llamaba y dijo que Sofía Alcaraz. Él señaló que era su hija. Tratamos de no ponerlo nervioso y lo llevamos a comisaría. Ahí junto con asistentes sociales, pudimos determinar que se trataba de Mía".

De acuerdo con su trabajo de todos los días, los oficiales aseguraron mantener una excelente relación con los vecinos desde que se conformó la policía local ya que "tenemos una relación de apego, de contacto directo. Siempre nos ven en las calles".

Benossio es policía desde hace 17 años. Antes, trabajaba en la policía bonaerense hasta que se creó la local de Junín donde se desempeña como oficial principal.

María Laura Selva, en cambio, ingresó hace sólo cinco meses. Antes, se dedicaba a la depilación y era árbitro de fútbol. "Siempre quise pertenecer a la fuerza pero como fui mamá de muy jóven, y no tenía el secundario completo, no podía. Lo tuve que retrasar. Ahora estoy muy contenta", explicó María Laura.

Fuente: Minuto uno 

Comentarios