Se trata el miércoles

La reforma al código electoral obtuvo dictamen en el Senado

Tras escuchar al ministro del Interior, Florencio Randazzo, los legisladores del oficialismo pasaron a la firma el documento que elimina el DNI para la emisión del voto y establece como único documento para ello la tarjeta de identidad.
martes, 08 de mayo de 2012 · 19:20

Tras escuchar al ministro del Interior, Florencio Randazzo, los legisladores del oficialismo pasaron a la firma el documento que elimina el DNI para la emisión del voto y establece como único documento para ello la tarjeta de identidad.

En su exposición, el ministro del Interior relató inicialmente la tarea emprendida por el Gobierno nacional en la renovación de los DNI, en cuyo marco se entregaron además de las libretas, tarjetas de identificación. “Se preguntarán por qué no se hizo el cambio en ese momento”, dijo Randazzo, quien precisó que no se hizo entonces porque estaba en marcha el proceso electoral y, además, no se sabía si el sistema tendría aceptación.

“La tarjeta tiene un montón de bondades”, aseguró Randazzo, destacando que “es mucho más práctica, permite empezar a pensar en la incorporación de otras tecnologías, como un chip en el documento”. Admitió como único inconveniente la posibilidad de constatación a la hora de votar.

Ayudado por imágenes expuestas a través de un power point, el ministro detalló las “bondades” del sistema, que por ejemplo permite determinar la cantidad de nacimientos que hay en el país. “Hoy, por ejemplo, hubo en la Argentina 3.408 nacimientos de bebés”, ejemplificó.

Dio detalles también de la confección de pasaportes, comentando que este martes se hicieron más de 3.000 durante el día, y habló del pasaporte “exprés” y el pasaporte “instantáneo”, que se confecciona en el mismo día. Este jueves se hicieron 21 de esas características, comentó.

Al nuevo sistema se incorporarán los datos faciales y la firma digital, entre otras cosas, aspirando a que en los próximos dos años los 40 millones de argentinos cuenten con el nuevo documento.

En referencia al cambio de la tarjeta por el documento libreta, Randazzo dijo que en el mundo moderno ningún país confecciona el sistema en soporte libreta. Resaltó además las reformas desarrolladas en materia electoral, que incluyeron las PASO.

Entre las modificaciones que resaltó, destacó la confección de un único padrón (había antes 24 padrones), y el trabajo conjunto entre el Registro Nacional de las Personas con la Cámara Electoral Nacional.

“Es importante que nos acompañen con esta modificación; tenemos pensado algunos mecanismos para incorporar las nuevas tecnologías, para la certificación del voto”, comentó más adelante, citando por ejemplo el sistema de troquel, o bien un certificado o constancia de votación. “Lo que no se justifica es que el Estado nacional siga haciendo un documento libreta para que el ciudadano concurra cada dos años a emitir su voto”, señaló el ministro del Interior.

Si tiene un código de barras el padrón, la justicia electoral puede confeccionar luego un padrón de quienes no votaron, comentó el ministro, que se manifestó dispuesto a escuchar aportes y críticas al proyecto.

El presidente del bloque radical del Senado, Luis Naidenoff, estimó que se estaba “desperdiciando” en esta reforma la posibilidad de hacer algo más integral, que permitiese por ejemplo eliminar las “colectoras”. Le preguntó si el Gobierno no pretendía con el nuevo sistema eliminar las tareas de fiscalización de las pequeñas fuerzas, a lo que el ministro respondió diciendo que “no hay dobles intenciones, absolutamente todo lo contrario. Buscamos avanzar en la transparencia”.

Randazzo señaló que con el sistema actual una persona podría llegar a votar con dos documentos dos veces, cosa que ahora no podrá hacerse. “Estamos limitando la posibilidad de que voten en las mesas donde no figuran”, cosa que despertaba críticas de los partidos chicos.

El funcionario aseguró que el nuevo documento servirá para aquellos quince millones que ya adoptaron la modalidad de DNI con tarjeta. “Esa gente no tendrá que sacar nuevo documento”, remarcó el ministro. La idea es, remarcó, que en los próximos dos años el Estado cuente con los datos biométricos de todos los ciudadanos. En tanto, en relación a los cambios de domicilio, Randazzo aclaró que el mismo obliga a la adopción de una tarjeta nueva. Fuente: infonews.com

Comentarios