Un toque al corazón

Leé las mejores frases para la vida que dejó "El Principito"

La obra se publicó en 300 idiomas. Y habla de distintos temas que nos tocan el corazón.
martes, 26 de febrero de 2019 · 17:53

Sin dudas la historia contada en "El Principio", de Antoine de Saint-Exupéry, a muchos les marcó la vida. Con sus palabras nos permite reflexionar sobre diversas cuestiones de la vida. Desde que se publicó en 1943 fue un éxito, hasta que se tradujo en 300 idiomas y recorrió el mundo.

Los temas que trata el relato son amor, amistad, valentía, soledad, egoísmo, entre otros. Todo analizados a través de metáforas y alegorías, que logran cautivar al lector debido a la mezcla de inocencia y sabiduría.

Es por eso que aquí compartimos las frases más significantes que pueden ayudarte a ver las cosas de una manera distinta.

La infancia
“Todas las personas mayores fueron al principio niños aunque pocas de ellas lo recuerdan.”

El amor
“Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor”.

La amistad
“El tiempo que perdiste por tu rosa hace que tu rosa sea tan importante”

La esperanza
“Lo hermoso del desierto es que en cualquier parte esconde un pozo”.

El camino
“Caminando en línea recta no puede uno llegar muy lejos”.

Las estrellas
“Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya.”

La pertenencia
“Si tú me domesticas, tendremos necesidad uno del otro”.

El juzgar
“Es mucho más difícil juzgarse a sí mismo que juzgar a los demás. Si logras juzgarte bien a ti mismo eres un verdadero sabio”.

Las ilusiones
“Será necesario que soporte dos o tres orugas si quiero conocer las mariposas”.

Los mayores
“Viví mucho con personas mayores y las he conocido muy de cerca; pero esto no ha mejorado demasiado mi opinión sobre ellas”.

La verdad
“Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos”.

Los sueños
“Es una locura odiar a todas las rosas porque una te pinchó. Renunciar a todos tus sueños porque uno de ellos no se realizó.”

El cariño
“Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres”.

El recuerdo
“Si alguien ama a una flor de la que sólo existe un ejemplar entre millones y millones de estrellas, es suficiente mirar al cielo para ser feliz pues puede decir satisfecho: “Mi flor está allí, en alguna parte…”.

La madurez
“Los baobabs comienzan por ser muy pequeñitos”.

(Fuente: ashionclick.cienradios.com)

Comentarios