Economía

Por qué las ventas de calzado vienen en picada en San Juan

Es uno de los sectores que menos vende en la provincia, el panorama se replica a nivel nacional. La explicación empresarial.
miércoles, 3 de febrero de 2021 · 20:52

Enero cerró con muy malos números para el comercio sanjuanino. El sector vendió un 13,5% menos que en el mismo mes del año pasado. Las jugueterías fueron las únicas que vendieron más por los Reyes Magos y el cobro del bono de los estatales, que fue a parar a los regalos de los más pequeños de la casa. Si bien para todos los demás rubros hubo pérdidas, el que menos vendió fue el sector relacionado con el calzado.

¿Por qué un rubro que iba en crecimiento cayó de forma estrepitosa en los últimos años? Según explicó el presidente del Centro Comercial, Hermes Rodríguez, los productos importados empezaron a elevar sus precios, lo que afectó seriamente las ventas sobre todo de zapatillas Nike, Adidas, New Balance y todos aquellos pares que se fabrican en el exterior.

La clase media, que antes se compraba dos pares de zapatillas al año, no puede asumir ese nivel de gasto en la actualidad. Hasta el 2017, cuando la brecha cambiaria entre el dólar y el peso no era tan grande, las ventas se mantenían. Incluso, proliferaba la apertura de negocios de venta de zapatillas y calzado en general.

Cuando el dólar se disparó, poco a poco fueron cerrando comercios de este tipo en el centro sanjuanino. Aquellas cadenas que tenían varias sucursales, empezaron a achicarse e incluso, algunas desaparecieron. Este fue el caso de Mart Sport, tiendas de José Martinazzo.

Un par de zapatillas Nike de running cotizan en el mercado a $17.000, calzado que antes se conseguía por menos de $8.000. El salario mínimo, vital y móvil en país es de $21.600, apenas $4.600 más de lo que cuesta un par de Nike.

“Todos los que venden artículos importados han visto sus balances de venta resentidos. Los que venden zapatillas traen todo de afuera, los precios están pesificados pero vienen en dólares. Lo mismo pasa con los electrodomésticos, sobre todo los ligados al entretenimiento. Antes la gente de clase media podía comprar una Play Station, obvio que con esfuerzo, pero podía. Ahora nadie se puede gastar $110.000 en un juego”, analizó Rodríguez.

Ahora se viene un momento del año en el que suelen venderse zapatillas y zapatos escolares. Según dijo el dirigente empresarial, el calzado para la escuela ha venido con una suba promedio de entre el 20% y el 25%. Pero para Rodríguez las ventas no repuntarán porque los padres usarán todo lo que compraron el año pasado y los chicos no llegaron a utilizar por la virtualidad impuesta por la pandemia.

Más de

Comentarios

Otras Noticias