Mirando al futuro

¿Qué pasó con la fábrica de paneles solares en San Juan?

Es un proyecto muy promisorio para el desarrollo de las energías alternativas en la provincia pero viene demorado.
sábado, 18 de mayo de 2019 · 09:05

San Juan es un lugar privilegiado en el mundo para explotar la energía solar y el sueño de desarrollarla íntegramente en la provincia, contando con todos los pasos del proceso de fabricación de los paneles, es de larga data. Tras años de perseguir la meta el Gobierno, con algunos avances palpables y contratiempos, mantiene el proyecto vigente, según dijo el titular de Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE), Víctor Doña. No obstante la cautela con los anuncios, se supo que en alrededor de un mes podrá llamarse a licitación para avanzar con la ansiada fábrica de paneles solares. Ahora se manejan oficialmente algunas modificaciones en la operatoria, fruto de la escalada del dólar.

Ya se han dado pasos fundamentales en dos aspectos. Uno es la infraestructura, que ya tiene edificaciones casi terminadas en la primera fase del proyecto. Se trata de oficinas administrativas que se aprecian como un gran edificio ubicado en el predio donde se ubicaba la Aduana, cerca de Ruta 40 entre calles 6 y 7 en Pocito, frente al Estadio del Bicentenario. La idea nació en la gestión de José Luis Gioja y se proyectó la planta original en 9 de Julio pero luego se trasladó a Pocito porque determinaron que los terrenos nuevejulinos no eran aptos para las líneas de producción de los paneles solares. Se había anunciado que la producción local de paneles podría hacerse para 2015 pero no se concretó todavía.

En Maurín y Calle 6, en Pocito, se ve parte de la infraestructura de la futura fábrica de paneles solares sanjuanina. 

El otro paso importante que se dio fue traer todas las maquinarias, que se hicieron especialmente para San Juan por parte de la empresa alemana Schmid. Ese equipamiento, cotizado en más de 50 millones de euros, está guardado en un depósito en Rivadavia en alrededor de 300 cajas y sirven para instalar el proceso completo de producción de paneles fotovoltaicos.

Este proceso consta de varios pasos como son fundir la materia prima para conseguir los lingotes de silicio con grado solar,  cortar las piezas para producir obleas, transformar esas piezas en celdas solares y, por último, ensamblar los paneles fotovoltaicos.

Por la estampida del dólar, los precios para montar una fábrica con todos los estadios de la producción se dispararon y eso llevó a un cambio de planes, que contemplarían que el complejo realice dos fases del proceso como son la fábrica de celdas y el ensamble de los paneles solares.

En este marco de inestabilidad financiera, se dio una pausa en el proyecto desde julio a diciembre del año pasado, ya que la cotización de los sistemas de proceso todos juntos se volvieron impagables. Por eso, el EPSE reestructuró el plan y ahora lo que impulsa es licitar por separado las fases de la fábrica, por ejemplo la parte eléctrica por un lado y la obra civil de los galpones de producción por otro. En un mes estiman oficialmente que habrá novedades.

No obstante los contratiempos, se sigue trabajando con los alemanes y se busca concretar el sueño de fabricar paneles solares en San Juan, en consonancia con la apuesta fuerte a la energía fotovoltaica que se sustancia con varias plantas instaladas de la mano del sector privado en diferentes puntos de la provincia.