relevamiento propio

Anarquía en los cigarros: en San Juan valen lo que el vendedor quiere

Tiempo de San Juan consultó en distintos kioscos del centro sanjuanino los precios de los cigarrillos. ¿Por qué varían tanto dependiendo el punto de venta? Enterate en la nota.
lunes, 08 de abril de 2019 · 23:19

Desde hace tiempo que fumar se ha vuelto cada vez más caro, y en época de crisis financiera muchos optan por cambiar de marca o fumar menos. Pero lo que llama verdaderamente la atención en San Juan es que el precio de los puchos varía dependiendo dónde los vendan. Son los kiosqueros quienes ponen el precio que quieren a los cigarrillos.

Tiempo de San Juan relevó cinco kioscos diferentes del centro sanjuanino y consultó el precio de algunas marcas de cigarros. Los más vendidos son las marcas Philip Morris y Chesterfield. En lo que es Philip Morris, el atado de diez cigarrillos va desde los $45 hasta los $50, incluso hay lugares donde se lo encuentra a $46. El veinte común oscila entre los $78 y $80 mientras que el box se puede encontrar desde $81 hasta $90.

En la marca Chesterfield, el atado de diez sale entre $40 y $45, incluso en algunos lugares vale $41. El atado de veinte común puede valer $71, $73, $75 y hasta $76. Según los kiosqueros, los cigarrillos pueden varias su costo debido a que los proveedores ya no fijan un precio único y el valor final depende del comerciante. Es decir, el precio de los cigarrillos lo pone el vendedor.

En algunos casos, los kiosqueros contaron a Tiempo de San Juan que tienen que ir viendo cuánto vale en otros kioscos y tratar de equilibrar: si algunas marcas las venden más caras, otras las venden más baratas. También afirmaron que el tema del vuelto se ha convertido en un problema, porque ya ningún comprador anda con monedas y eso los obliga a tener que dar vuelto en golosinas, lo que a muchos clientes no les agrada.

El libre precio de los cigarrillos tiene que ver con una normativa que, según contaron los comerciantes, establece que el vendedor puede ponerle el precio que quiera a sus cigarrillos y no como sucedía anteriormente que se tenían que sujetar al precio que los proveedores exigían.

Comentarios