Wall Street y Europa están pendientes de la Fed

lunes, 14 de diciembre de 2015 · 18:29

Las acciones estadounidenses subieron al inicio de la semana, recuperando parte del desplome de la semana pasada, ayudadas por un rebote de los precios del petróleo mientras los inversionistas aguardan a que la Reserva Federal suba la tasa de interés de referencia de Estados Unidos.

El promedio industrial Dow Jones ganó 105,63 puntos (+0,61 %), a 17.370,84 unidades; mientras que el S&P 500 avanzó 9,76 puntos (+0,48 %), a 2.022,13 unidades y el Nasdaq Composite subió 18,76 puntos (+0,38 %), a 4.952,23 unidades. 
Los directores de la Fed sostendrán una histórica reunión sobre política monetaria el martes y miércoles, que debería conducir a la primera alza de las tasas de interés en casi una década.

El Comité de Política Monetaria (FOMC) entregará sus nuevas previsiones económicas el miércoles a las 16 horas argentina, justo antes de Janet Yellen, presidenta de la Fed, conceda una conferencia de prensa.

Nunca antes los actores financieros han sido tan unánimes en la predicción de un alza de tasas, ni siquiera en septiembre, cuando muchos creyeron en que la recuperación de la economía mundial llevaría a una decisión en ese sentido, que finalmente fue pospuesta debido a las preocupaciones sobre la economía china.

El 97% de los 65 economistas encuestados por The Wall Street Journal prevén que la Fed elevará la tasa de interés el miércoles, por primera vez desde junio de 2006 cuando la Reserva Federal quiso frenar un mercado inmobiliario recalentado.

En tanto, las principales bolsas europeas cerraron este lunes con marcados retrocesos, en un mercado afectado por la bajada de los precios del petróleo y pendiente de la próxima reunión Fed.

En Londres, el índice FTSE-100 cayó un 1,32% respecto al cierre del viernes. 

El Dax de Fráncfort perdió un 1,94%, el CAC 40 de París cedió un 1,68% y el Ibex 35 de Madrid retrocedió un 2,10%, respecto al viernes. 

La bolsa de Milán registró los peores datos con una caída del 2,42%.


Por su parte, la bolsa de Tokio cerró el lunes con una fuerte baja del 1,8%, en sintonía con el retroceso del resto de parqués financieros el viernes pasado y arrastrada por la caída de los precios de las materias primas.

El índice Nikkei de los 225 principales valores perdió 347,06 puntos, a 18.883,42 puntos.

Además, las acciones de Shanghái subieron más de un 2% en su mejor sesión en un mes, luego de que unos sólidos datos de actividad fabril en noviembre apoyaron la confianza sin echar por tierra las esperanzas de un nuevo estímulo de Pekín.

Sin embargo, las acciones vinculadas al conglomerado chino Fosun Group se desplomaron luego de que los inversores tuvieron su primera oportunidad de reaccionar a la noticia de que el presidente multimillonario de Fosun está ayudando a las autoridades en una investigación.

El índice compuesto de Shanghái terminó la sesión con un alza de un 2,5%, en 3.520,67 puntos, registrando su mejor desempeño desde el 4 de noviembre.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen saltó un 2,9%, a 3.711,32 unidades.

Los inversores se sintieron alentados por las señales de estabilización económica después de que datos reportados el fin de semana mostraron que el crecimiento de la actividad fabril avanzó en noviembre a un máximo en cinco meses, superando las expectativas del mercado.

 

Fuente Ambito


Comentarios