Informe especial- Financieras

Créditos: hay tasas hasta cuatro veces más caras que el tope fijado

Un sondeo realizado por Tiempo de San Juan dejó al descubierto que las tasas anuales de interés superan ampliamente el límite impuesto por la presidenta esta semana, del 27 % para jubilados. Dicen que el crédito se encarece cuando el beneficiario no tiene calificación crediticia. Por Viviana Pastor.
lunes, 26 de diciembre de 2011 · 08:54

Por Viviana Pastor
vivipastor@tiempodesanjuan.com

En una de las financieras ubicada sobre calle Mendoza, para tomar un crédito de $ 1.000 hay que devolver $ 2.148, esto en 12 cuotas mensuales de $ 179, es decir que aplican un interés de 114 %; una tasa anual que es cuatro veces el 27,97 % fijado por la Presidenta como tope para el interés anual aplicado a los créditos para jubilados.
Esta es sólo una de las altas tasas de interés encontradas como resultado de un sondeo realizado por Tiempo de San Juan en 6 financieras que operan en la provincia.
Esta semana, la presidenta Cristina Fernández puso límites a las tasas de las financieras para los créditos que otorgan a los jubilados, ya que este grupo es uno de los más importantes al momento de tomar créditos en este tipo de establecimientos, “un 60 % de la gente que viene a tomar un crédito es un jubilado o pensionado”, dijo el gerente de una de la firma mencionada.
Para el economista Roberto Quesada, ex Secretario de Hacienda de la Provincia, no hay una línea a partir de la cual se podría hablar de usura en una tasa de interés y que sólo se puede medir a través de las tasas activas de los bancos. Precisamente, la Presidenta comparó las tasas de las financieras con las del Banco Nación y habló de usura. "Creemos en el crédito, en las instituciones de crédito, pero en lo que no vamos a creer es en la usura institucionalizada", dijo la Mandataria.
Cristina dispuso por decreto que la tasa de descuento que se reconozca para préstamos en la Anses sólo puede ser de hasta 5 puntos más alta de lo que cobra el Banco Nación para el mismo tipo de créditos.
Esto significa que si el costo financiero para créditos de 12 meses del Banco Nación es de 22.93 %; para 24 meses es de 27,85 % y para 36 meses del 30.80 %, los topes de créditos a jubilados serían del 27,97 %, del 32,85 % y del 35,8 %, respectivamente. Las cuotas, por otra parte, no podrán superar el 30% del haber previsional mensual.
La medida se aplica sólo para jubilados que tienen código de descuento a través de Anses, es decir que la cuota se le descuenta automáticamente de su jubilación o pensión y se deposita en la cuenta de la financiera. Pero hay muchas casas prestamistas que no trabajan con este código de descuento y el jubilado paga personalmente la cuota, como lo hace con cualquier factura. Para el resto de los tomadores, los trabajadores en relación de dependencia, autónomos o desocupados, el límite de la tasa no rige, ya que la ley 21.526, promulgada en junio del ’77, cuando Martínez de Hoz era Ministro de Economía del país, no pone topes para las financieras y sólo menciona los requisitos que tiene que tener para actuar como dadoras de créditos. “La ley vigente tiene la filosofía del actual sistema financiero según la cual la tasa la fija la compañía y no tiene límites para eso”, explicó Quesada.
El economista Daniel Castro, explicó que si bien hay tasas que son “exorbitantes, pero no puedo decir cuál es el valor a partir del cual una tasa se convierte en usura. Pero seamos lógicos, si en un banco tomás un crédito a determinada tasa, toda tasa mayor está fuera del sistema y pasa al mercado restringido que no tiene normas y está por afuera Banco Central”.
Agregó que la tasa en financiera, al igual que el resto de los productos del mercado, está atada a la oferta y la demanda. “Hay gente que no está totalmente bancarizada, esta es una falta que se repite en todo el país, y son los que están en el circuito informal. Y así como existe un mercado informal de compra y venta, a raíz de la restricción de compra-venta, y en ese mercado se conseguían a 5 pesos; así se puede conseguir un crédito. Al no estar bancarizada, la gente paga más tasa; si no tenés recibo de sueldo, no tenés calificación, entonces vas al mercado marginal”, señaló Castro.
Hay un proyecto de ley de Carlos Heller, Diputado Nacional por la Ciudad de Buenos Aires,  para declarar como “servicio público” el sistema financiero y de esto modo poder regular las tasas.

El sondeo
Sólo dos de las financieras consultadas quisieron hablar abiertamente del tema con Tiempo de San Juan, en el resto, las tasas se averiguaron por mecanismo de consulta como un tomador de crédito cualquiera.
La financiera mencionada al inicio de la nota, informó que los empleados contratados –los que no están planta permanente- no podían tomar un crédito y que sólo los otorgan con recibo de sueldo y DNI. El ejemplo de la tasa que aplican es el que se dio arriba: por $ 1.000 prestados, se devuelven $ 2.148. Esto, para una persona que supuestamente está en condiciones de ir a un banco a pedir un crédito.
Una firma ubicada sobre avenida Libertador contó que tiene varias líneas y las tasas de interés varían según la cantidad de cuotas en las que se devuelve el crédito. La tasa anual es de 96 % tomando el mismo ejemplo de $ 1.000, éstos se devuelven en 12 cuotas de $ 164.
Pero si es la primera vez que un tomador quiere un préstamo, sólo se le entregan $ 500 y los puede devolver en hasta 24 cuotas semanales de $ 47,50, es decir que al cabo de 6 meses devuelve $ 1.140 de los $ 500 originales que recibió. Los requisitos para tomarlo son: los 3 últimos recibos de sueldo, DNI y una boleta de servicios.

Mientras que para tomar $ 5.000, hay que devolver $ 563 en 30 cuotas mensuales, esto significa que el interés aplicado es de 237 %.
La mayoría de estos créditos se toman para consumo inmediato y todos pasan por una calificación crediticia, “es la forma de abaratar el costo de los créditos, si el tomador es de riesgo, el crédito se encarece”, dijo el encargado del local que ya lleva un año operando en la provincia.
El gerente de una financiera, “banco de servicios que es mayorista”, ubicada sobre calle General Acha, contó que en los últimos 4 años la toma de créditos se mantiene a ritmo parejo, sin altibajos. La firma entrega un monto máximo de $ 7.000, si es la primera vez, y de $ 20.000 si el cliente ha sido cumplidor. Los montos a devolver varían según la cantidad de cuotas, un crédito de $ 1.000 puede ser devuelto en 12 cuotas de $ 135, es decir con interés anual del 62 %.
“La toma de créditos es buena cuando la plata se usa para el consumo, porque es plata que va al circuito económico; pero si es plata para pagar otra deuda, no es un buen indicativo”, explicó el gerente de la entidad. Y aclaró que en la provincia la mayoría de los créditos van al consumo inmediato.
Una financiera ubicada en calle Mendoza, presta $ 1.000 en la primera vez y se devuelve en 8 cuotas mensuales de $ 235, acá el interés aplicado es del 88 %; pero si el cálculo de aplicación fuera la misma cuota, en 12 meses la tasa anual sería de 182 %. Sólo hay que llevar una boleta de servicios y el documento de identidad.
Otra firma ubicada por calle Laprida, con casa central en Capital Federal, entrega hasta $ 500 si es la primera vez, y se devuelve en 6 cuotas semanales de $ 113, el interés sería de 35 % en mes y medio. Los requisitos son sólo DNI y una boleta de impuestos.
Finalmente, en una financiera ubicada sobre calle Mendoza, los créditos se entregan con una garantía, que al igual que el tomador, debe tener recibo de sueldo. Un préstamo de $ 1.000 se puede devolver en 3 cuotas de $ 408 o en 6 cuotas mensuales de $ 238, el interés aplicado en este último caso es de 42 %. Y si se devuelve en 8 cuotas mensuales de $ 201, el interés es de 60 %, claro que si la misma cuota se pagara en un año, la tasa anual aplicada sería del 141 %. Pero los jubilados no pueden tomar a más de 8 cuotas y también deben llevar garante.

Proyecto Heller
El 26 de abril de 2010, ingresó al Congreso Nacional el Proyecto de Ley de Servicios Financieros para el Desarrollo Económico y Social, cuyo autor es el diputado Carlos Heller; y actualmente se encuentra en las comisiones de Finanzas y Presupuesto y Hacienda.
El proyecto se funda en 2 ejes: La definición de la actividad financiera como un servicio público y que la ley se concibe a partir de las necesidades de los usuarios y no de las entidades financieras.
El Art. 1 define que la actividad financiera es un servicio público orientado a satisfacer las necesidades transaccionales, de ahorro y crédito de todos los habitantes de la Nación, y contribuir a su desarrollo económico y social.
Que este proyecto de ley concebido a partir de las necesidades de los usuarios significa:
• Orientación del crédito hacia las micro, pequeñas y medianas empresas y regulación de tasas de interés activas.
• Establecimiento de “Servicios Esenciales” dirigidos hacia los sectores de menos ingresos de la población con un nivel máximo de comisiones (en algunos casos sin comisiones).
• Creación de la Defensoría del Usuario de Servicios Financieros en el Ámbito del Banco Central.
• Constitución de un Departamento de Atención al Usuario de Servicios Financieros en cada entidad financiera.
• Definición de un Código de Conducta para las entidades.
Los objetivos de la Ley son: Promover el acceso universal a los servicios financieros; proveer medios de pago y transaccionales eficientes para facilitar la actividad económica y las necesidades de los usuarios; fortalecer el ahorro nacional mediante productos financieros acordes a las necesidades de los usuarios; proteger los ahorros colocados en las entidades financieras, en particular a los correspondientes a los pequeños y medianos ahorristas. Además, impulsar el financiamiento productivo general, en particular de las micro, pequeñas y medianas empresas nacionales; promover el crédito destinado a satisfacer las necesidades de vivienda y consumo de las personas y grupos familiares; alentar una distribución regional equitativa de la actividad financiera y preservar la estabilidad del sistema financiero.

Comentarios