jueves 23 de junio 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Tiempo de San Juan. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Liga Argentina

Familiero, estudiante y amor por UPCN: Matías, el líbero que va por el título 23

Este jueves se miden ante Ciudad Vóley y es al mejor de cinco juegos. Tiempo de San Juan conversó con el defensor pilar en la antesala al encuentro. Además de ponerse la del equipo, por las mañanas estudia el profesorado de Educación Física. Uno que bancó procesos y estuvo en todos los títulos.

Por Antonella Letizia 5 de abril de 2022 - 20:01

Es el caudillo de UPCN. No es solo el líbero que recibe y contiene todos los bombazos de los contrarios, si no el jugador que bancó los procesos y estuvo en todas las gigantografias de los títulos, que, con este, ya son 23 en juego con la camiseta de los Cóndores. Matías Salvo (31) es el jugador sencillo y como todos. Por el día estudia y por la noche entrena. Acomodó sus horarios para poder estar presente en los entrenamientos de Fabián Armoa y guardó el resto de su día para la familia y el grupo de estudio de la facultad. Tiempo de San Juan y una charla con "el petiso del equipo", el fuerte de Armoa: estrategia, visión y base.  

El oriundo de la ciudad de Benito Juárez, Buenos Aires, nunca se imaginó que a pesar de haberse formado como "armador" su puesto iba a dar un vuelco e iba a convertirse en una de las figuras fundamentales del DT de UPCN, pero en la posición de líbero. 

Heptacampeonato con Lucas Ibazeta

Mati contó una de sus mejores anécdotas que sin dudas marcaron un antes y un después en su formación como profesional y su incursión "sin querer" en el vóley, el deporte que después iba a pasar a ser su pasión: "Tenía 10 años creo, estábamos con unos amigos del barrio luego de almorzar pateamos alguna pelota por ahí, cuando uno de ellos me dijo que tenía que irse a la clase de educación física de su escuela (esta escuela quedaba a 3 cuadras de mí casa), entonces le dije que lo acompañaba...
Fui, entre a su escuela con total normalidad como si fuera mi clase y me quedé sentado a un costado mirando como jugaban al vóley. En un momento la profe me preguntó si quería sumarme porque eran impares y estaban jugando 2 vs 2. Y me encantó ese primer contacto con el vóley. A partir de ese día comencé a ir a todas las clases de mí amigo, y si faltaba alguno para completar yo me sumaba, si no me quedaba sentado al costado mirando al resto de los chicos. No faltaba nunca a la clase, sentía que era la clase de educación física de mí escuela. Ir con mi amigo a sus clases era una obligación que tenía conmigo mismo"
, recordó.

Matías en inferiores (ss el de rojo del medio abajo)

Llegó al equipo sanjuanino como armador en el 2008, pero en una conversación con el entrenador y una petición muy particular lo hizo cambiar de parecer y probar para ver cómo se terminaba desarrollando en ese puesto: "Me dijo que quería que jugará de libero, probablemente porque de armador estaba flojito", relata entre risas el jugador. "Esa fue la primera vez que vestí la camiseta de libero en mí vida, ni en inferiores. Nunca jugué de libero, ni una sola vez".

Desde hace 14 años que se encuentra en San Juan. Acá y a medida que iba conociendo la provincia y amoldándose a todo lo nuevo, decidió sembrar. Se metió a la Universidad Católica y aceptó el desafío de poder con todo: entrenamientos, juegos, finales, grupos de estudio, apuntes y todo lo que implica el "estrés facultativo". 

Matías ya está en 3° año de la carrera de Educación Física y afirma que su sueño es poner una semillita de pasión por el deporte en los niños: "No solo quiero que sea con la del vóley, si no la pasión y el disfrute por la actividad física y el deporte en general porque me demostró que no solo el deporte te forma técnica y tácticamente, sino que va mucho más allá... Te da valores y te brinda herramientas que ayudarán a los niños a desenvolverse en su vida adulta".

Una salida educativa al Dique de Ullum con el profesorado de Educación Física

Además de todo, el líbero dijo que no podría llevar la carrera al día sin la ayuda de sus compañeros y la comprensión del técnico para poder llegar a todo lo que se propone en su día a día.

"El cuerpo técnico y mis compañeros me permiten acomodar ciertos horarios de entrenamiento. Por otro lado, desde el primer día mis compañeros de la facultad estuvieron para lo que necesitara o lo que no pude presenciar productos de los viajes y demás. Así también todos los docentes del instituto se brindaron para explicarme las veces que sea necesaria los contenidos que yo no lograba entender por no presenciar muchas clases y me alentaron siempre a estudiar y dedicarme al deporte de manera conjunta".

Para poder llevar todo esto siempre es necesario una batería extra. Mati dice ser muy familiero y que su cable a tierra lo tiene en las cuatro paredes de su casa con su novia (Julieta), quien lo acompaña desde hace nueve años, con sus papás a distancia (Sonia y Walter), su hermano (Martín) y su melliza Paula). 

"Juli es mi compañera, la que banca el silencio de mis lunas cuando perdemos y a la primera que abrazo cuando las cosas salen como esperábamos. Luego, a 1200 km de distancia tengo a mis papás, a mí hermano Martín y a mí hermana Paula, mí melliza. Ellos son que de una u otra forma hacen que la distancia entre nosotros no se note. Somos muy pero muy familieros, pero ellos desde el día que elegí venir a san Juan fueron los primeros en alentarme y hacerme sentir su amor día tras día". El jugador oriundo de Benito Juárez no se quiso olvidar de nadie y también mencionó a sus abuelos, a sus amigos del barrio y a la banda sanjuanina que se hizo a lo largo de los años. 

Los pilares: arriba, su familia directa y abajo, la familia de su novia.

A lo largo del tiempo, Salvó fue pasando procesos diferentes y cada uno de ellos le dejó varias enseñanzas y aprendizajes, ya sea por los distintos integrantes que pasaron por cada plantel o por las distintas situaciones que le tocaron pasar al equipo, algunas buenas, otras malas, pero todas dejaron alguna enseñanza.

Este jueves UPCN irá por una nueva conquista. Después de conseguir la llave a la final de la Liga Argentina de Vóley tras superar 3-1 (25-18, 19-25, 25-21 y 25-18) con solidez a Mutual Policial de Formosa en semifinales, el conjunto que dirige Fabián Armoa quiere quedarse con el título. Siempre en sus filas tuvo a grandes jugadores, pero uno que bancó procesos y se convirtió en uno de los caudillos indiscutidos del equipo es Matías Salvó

"Jugar una nueva final para mí es la gloria. Soy inmensamente feliz en el club que me dio absolutamente todo. Desde aquel primer día que llegué sin siquiera conocer San Juan, hasta el día de hoy. Representar al mejor club de la historia del vóley argentino es un orgullo enorme. Tuve la suerte de vivenciar cada título ganado por este club, como así también sentir las veces que nos tocó ser derrotados, pero en una u otra ocasión en UPCN se ha dejado hasta la última gota de transpiración en las camisetas.

Esta que viene no es una final más. En primer lugar, porque año tras año se trabaja muy pero muy duro para llegar a este momento. Ya sea el trabajo de los dirigentes con Pepe Villa al mando, como el cuerpo técnico que pasa horas y horas analizando y buscando las mejores herramientas para lograr cada objetivo, cómo cada jugador que tuvo la suerte de llevar este escudo en su pecho y brindarse 100% cada día para hacer siempre un poquito mejor a UPCN", remarcó con mucho sentido de pertenencia el voleibolista representante de los Cóndores. 

Además, se refirió a cómo está el equipo en la antesala a disputar una nueva final: "El ambiente es espectacular. O sea, vamos a jugar una final de Liga Argentina. Nos costó mucho llegar hasta este lugar nuevamente y la vivimos como se debe vivir. Tenemos nervios, ansiedad, felicidad... Pero nada nos lleva a perder el foco de nuestro objetivo"

Así como lleva 14 años en San Juan y tiene una mochila llena de títulos, no descarta que algún día llegue el momento en que deba dejar la institución: "Sinceramente jamás pensé en dejar algún día el club. Por supuesto que entiendo las reglas del juego y puede pasar que el técnico de UPCN diga "Mati... Gracias. pero no vamos a tenerte en cuenta". Pero hasta que ese día no llegue yo me brindaré 100 % al plantel y al club para ayudarlo a ser mejor desde el lugar que me toque estar. Tengo bien claro que el escudo de UPCN está por encima de cualquier nombre, y a ese escudo lo defenderé hasta el último día de mi vida".

 

Tiempo de San Juan

Suplementos

Contenido especial

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

LO QUE SE LEE AHORA
qatar 2022 no apto para infieles: mira cuanto te pueden dar de carcel por un touch and go

Las Más Leídas

El escándalo ocurrió en la Escuela Normal Sarmiento.
El autor del texto de la polémica en la Normal Sarmiento rompió el silencio: qué dijo audio
El Chuschín y su triste historia de amor
Él es Leonardo Villalba, el abogado sanjuanino víctima de hackers.
A un año de la triple tragedia de Capital, dicen que más del 50% de las casas de San Juan tienen irregularidades

Te Puede Interesar