ÍNTIMO

La Mole en San Juan: "Quiero vivir acá, enseñar boxeo y apoyar a mi hijo"

Es uno de los cordobeses más fanáticos del ciclismo. Llegó a la provincia para acompañar a Jerónimo, que correrá este sábado con los Libres. Habla de su vida fuera del ring y de las cámaras, y de su deseo de instalarse en San Juan.
viernes, 22 de enero de 2021 · 22:28

"No tenés una idea lo que siento cada vez que visito San Juan. Es un lugar hermoso, con gente hermosa". Sentado en un barcito de calle Ignacio de la Roza, con un amigo sanjuanino que lo hospeda cada vez que viaja 650 kilómetros desde su querida Villa del Rosario, Fabio "La Mole" Moli expresa un cariño infinito por la provincia a la que llegó y conoció en profundidad gracias al ciclismo. Arribó el viernes, ya recorrió la ciudad y ahora espera ansioso la carrera del sábado en El Villicum, de la que participará su hijo Jerónimo, de 16 años, el motivo por el que piensa instalarse definitivamente acá. 

"Vengo a la casa de unos amigos, una gente hermosa que me abrió hace un tiempo las puertas de su casa y me reciben cada vez que vengo a San Juan", dice Fabio. En 2019 y 2020 visitó la provincia cuando su hijo participó de algunas carreras amateurs e incluso llegó para concentrar y prepararse de cara al Argentino de Ruta. En una de esas oportunidades conoció a su máximo ídolo del ciclismo, Daniel "Pitufo” Castro. 

Ahora volvió a San Juan porque Jerónimo participará de la competencia que se desarrollará este sábado en el circuito albardonero. "En Córdoba hay un movimiento muy lindo. Cambió el presidente de la federación y se están haciendo las cosas bien. Pero estar acá es otra cosa, es otro ritmo. Tenés carreras todos los fines de semana y él necesita foguearse, tener roce. Y todo eso lo tenés en esta provincia. En unas semanas vamos a volver porque en marzo tenemos el Argentino de San Luis", manifiesta. 

"La Mole" cuenta que su pasión por el ciclismo viene de familia: su abuelo, su papá y hasta su hermano corrieron de manera profesional en la provincia de Córdoba. Él también lo hizo pero por escaso tiempo, ya que asegura que no tenía el mismo talento que con el boxeo, deporte con el que sí alcanzó la gloria, consagrándose campeón Argentino y Latinoamericano de peso pesado.

El ciclismo siempre estuvo latente, de hecho jamás dejó de ver y escuchar las grandes carreras de Europa y Argentina. Sin embargo, el amor por los pedales resurgió como en las viejas épocas cuando Jerónimo le confesó sus ganas de subirse a una bici de competición. "Es un chico que siente profundamente esta disciplina. Se levanta temprano, prepara sus cosas y se concentra. Es muy dedicado", expresa el papá orgulloso. 

Fabio aprovecha y confiesa que por Jerónimo podría instalarse en la provincia. Dice que su hijo tiene condiciones y lo ve vistiendo la camiseta de algún equipo Continental: no tiene favoritos, señala que todos son "extraordinarios".  "Siempre pensé en vivir en San Juan, y no se me han ido las expectativas de venirme con mi familia. Tengo que cerrar un par de cosas en Córdoba, es algo que sigue en pie. ¿Qué me atrapa? Mi hijo. Él necesita ritmo de carrera y eso lo tenés acá, donde puede rodar por cuatro horas y con 20 ciclistas. Eso te da otra mentalidad, otra actitud y ganas. Ahora es chico, tiene 16 años, y le falta conocimiento. Pero no tengo dudas que en un futuro va a estar en un equipo grande". 

Cuenta que con el espectáculo casi paralizado en Córdoba, ahora vive de su oficio como albañil. No descarta retomar las clases de boxeo y en San Juan, si finalmente se decide dejar su Córdoba natal. "Si vengo, tengo que tener algo fijo. Voy a tirar unas líneas. Pero sí, me gustaría enseñar boxeo. En Córdoba lo estuve haciendo, pero los chicos no se comprometían. Si acá me apoyan, le meto a los gimnasios. Es la forma de sacar a los pibes de la calles, de las esquinas, y las adicciones", cierra.

 

Comentarios

Otras Noticias