Centenario de Sportivo Desamparados

A 50 años del ascenso, el Tripa Cortéz recuerda el equipo del 69 que llevó a Sportivo a la gloria

Alfredo Cortéz se transformó en una verdadera leyenda para Sportivo Desamparado tras ascender al Nacional en 1969. Anécdotas de un torneo emocionante y el recuerdo de uno de las instituciones más importante de la provincia. Además, habló sobre su paso por el Verdinegro en la máxima cateogoría.
sábado, 7 de septiembre de 2019 · 12:56

Por Germán Rosales

Del Bono fue el club que lo vio nacer como jugador pero Sportivo Desamparados lo acobijó y convirtió en una verdadera leyenda del fútbol sanjuanino. Lo que lo vieron jugar se les pianta un lagrimón al recordar sus gambetas y goles. Aquellas pinceladas de talento llevaron al Puyutano a jugar por primera vez el Torneo Nacional en 1969.

Alfredo “Tripa” Cortéz marcó una época en Desamparados. Es tanto el  amor que siente por los colores verdiblanco que nunca se pierde un partido cada vez que el equipo juega de local. Su asiento en la tribuna es una marca registrada y enaltece cada domingo por las tardes en el Barrio Puyuta.

La leyenda Puyutana tiene 75 años y es jubilado. Su esposa se llama Lucía María Marrelli y sus hijos Leonardo y Mariela. Alfredo siempre tiene presente en su mente a Sportivo.  “Estoy muy agradecido con el club. Me dio la posibilidad de poder jugar al fútbol y poder vivir de lo que más me gusta. Mucha gente me ayudó para convertirme en lo que soy”.

Aquél equipo del 69 en el que se consagró campeón hace 50 años salía de memoria. Todos recuerdan a Armando Palacios, Juan Molina, Ismael Vega, Carlos Massud, Víctor Otarola, Oscar Demonte, Alfredo Cortez, Isaac Paz, Ángel Vega, Ernesto Quattroppani, Mario Guerri, Carlos Rodríguez, Mario Prieto, Pedro Hidalgo, Juan Alós y su entrenador José Méndez de Socio.

Largo fue el camino de Sportivo para alcanzar la gloria. En primera ronda triunfó de visitante 1-0 a Rioja Juniors. De local superó 2-1 con goles de Cortéz y Sotomayor en propia meta. Además, Herrera condecoró el resultado final. En la segunda ronda le ganó en un verdadero partidazo a Pacífico en Neuquén 4-3 con goles de Vicente Vega (x2) y Ángel Vega (x2); mientras que Paratti, Ismael Vega en propia meta y De Simón descontaron. En la vuelta, goleó 4-1. Los artilleros fueron Cortéz, Páez, Massud y Vicente Vega. Merlo condecoró el score.

En la ronda final no tuvo la suerte esperada porque San Martín de Mendoza se quedó con la serie y el ascenso. En la ida empató en 1 en condición de local. Vicente Vega abrió el marcador para la alegría del barrio puyuta pero Márquez lo empardó. En Mendoza fue todo a pedir del Chacarero quien triunfó 2-0  con dos pepas de Márquez y Ambroggi.

Sin embargo, el destino le preparaba el mejor final de todos. Con la ilusión a cuesta Sportivo comenzó a disputar el repechaje. Primero fue la inolvidable serie ante Olimpo de Bahía Blanca en la cual terminó con el sorteo de una moneda para dirimir quien avanzaba. En la ida empataron en 0 y en el sur de Buenos Aires igualaron 2 a 2. Los goles fueron a través de Gómez y Zapata el conjunto bahiense y Massud y Paz para el equipo sanjuanino.

En aquella época había un solo encargado en patear tres penales y ambos jugadores no fallaron ya que Zapata y Ángel Vega vencieron a los arqueros.  Al continuar la paridad, tuvieron que definir por una moneda y la suerte le cayó para el lado del Puyutano, quien se fue a festejar a los vestuarios ante el descontento de los locales por haber quedado afuera.

La final tuvo un desenlace feliz ante Chaco For Ever. En el Litoral se trajo un valioso empate en 0 y finiquitó la serie con un agónico triunfo 3-2. Ángel Vega y C. Rodríguez (x2) fueron los héroes sanjuaninos; Olivera y Rotger condecoraron el resultado.

El talentoso jugador sanjuanino recuerda su paso por el Verdinegro en el Nacional: “No tenían muchas ganas de ficharme para que juegue en el equipo. No le quedó otra porque tenían muchos futbolistas lesionados. Aquel torneo no le fue bien a San Martín. Por lo menos participé en muchos encuentros”.

Para el "Tripa" Cortéz, los futbolistas sanjuaninos dan un plus más: “Siempre valoré más los jugadores de acá que los de afuera. Nosotros le ponemos más ganas que el resto porque sentimos los colores y damos cualquier cosa para que un club sanjuanino le vaya bien. Tal vez no tengamos buen marketing y representantes que siempre se refuerzan con personas foráneas”.

La leyenda Puyutana piensa cuál sería el mejor regalo para estos 100 años que cumplirá Sportivo el próximo 10 de septiembre: "Sería un sueño regresar a la Primera Nacional. Ojalá que los muchachos pongan ese extra que se necesita porque esta camiseta supo ganarse un respeto y tiene un peso en el país. Todos conocieron donde queda Desamparados y lo bien que sabía jugar al fútbol".

4
1
50%
Satisfacción
50%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios