Se viene la gran final

¡Así te espero Bolívar!

​​​​​​​El último capítulo de la saga Bolívar- Obras llega a su fin este jueves a las 22hs.  Hoy fue el último entrenamiento en el Cantoni. Rodrigo Quiroga y el DT, Juan Manuel Serramalera, a fondo en la previa del esperado choque.
martes, 23 de abril de 2019 · 18:01

La última vez que se vieron las caras, Obras le ganó a Bolivar 3-2 como local en San Juan. Con este resultado, la final de la Liga Argentina  de Vóley se define en un 5° partido, el definitivo, el  próximo jueves a las 22 en el estadio República de Venezuela en Buenos Aires.

Faltando nada más que dos días para este apasionante encuentro, hoy se vivió el último entrenamiento del conjunto de Juan Serramalera en el Cantoni, y una frase se repitió toda la mañana: “no quiero errores”.  Así lo dijo una y otra vez el técnico del Celeste ante su equipo que vive con muchas expectativas este encuentro.              

Te mostramos como se vivió esta mañana de sudor, alegría y nerviosismo por jugar una final de la Liga Argentina de Vóley. Algo que no le ocurría al equipo sanjuanino desde el 94.

Repaso por todos los partidos

Salvo el primer partido, en el que Obras tardó en sacarse los nervios y Bolívar impuso su jerarquía y contundencia, fueron todos los partidos de la serie muy parejos. La primera diferencia se inclinó para el lado del visitante, que se puso 16-13. Mostrando una regularidad clave -y valiéndose de los errores de Obras, que perdió 10-6 en el rubro ese chico-, el equipo de Javier Weber mantuvo la brecha y se adelantó.

El segundo contó con vaivenes hasta que se emparejó. Era de Bolívar, 13-11, pero con un par de defensas de Massimino y Sánchez, Obras lo dio vuelta, 14-13; luego apareció el ataque del Celeste para recuperar hasta el 16-14; después el local igualó en 17. Bolívar despegó con el brazo caliente del cubano Escobar y un bloqueo de Loser para llegar al 20-17. Pero con el saque de su compatriotas Herrera y Melgarejo, el Obrero lo puso 22-21. Con el bloqueo y ataque de Herrera, el local se lo llevó.

El tercero fue de un nivel y emoción importantes. Las defensas se destacaron hasta con el pie; la pelota iba y venía por arriba de la red, bien intenso, la gente saltaba de sus lugares en el estadio. Naturalmente, llegaron palo a palo y se definió por una uña, la de Melgarejo, al bloquear en solitario a Escobar -casi exclusivo atacante del visitante- en el tercer set ball para Obras. 

Impensado por cómo venía la historia, Bolívar llegó a sacar seis (21-15) en el cuarto, con una recepción impecable y el incansable Escobar sumando. Se cansaron, en cambio, los brazos locales, que ya no apretaron tanto con el saque ni el ataque; de hecho, solo hicieron un tanto por esta vía contra cuatro de Bolívar. 

El tie-break fue para Obras de entrada, con el 5-2 fundamental tras un ace de Herrera. Otro que anduvo bien en este chico fue Aschemacher, con tres puntos. Un nuevo tanto desde el servicio de Herrera (13-10) dejó el partido a tiro del local, sobre todo cuando Escobar la mando afuera y quedaron tres match balls para el Obrero. Pico y pala, al cabo, lo ganó. 

Ahora solo queda por definir quién será el campeón este próximo jueves en Buenos Aires.

Comentarios