¡Chau mufa!

Tercera y vencida

Después de perder dos finales en los ´90, “Tatú” Videla conquistó la Liga A1 de hockey sobre patines al ganar la final ante el SEC. De la mano de Richet Zapata, el jugador de 40 años cerró el 2015 con dos títulos bajo el brazo. “Pensé que el negativo era yo”, bromeó.
martes, 5 de enero de 2016 · 07:14
Por Carla Acosta
cacosta@tiempodesanjuan.com

Después de 14 años en Italia volvió a San Juan para ganar y sacarse la espina de la Liga A1, esa que se le escapó en el ´96 y  en el `99 con Social San Juan y Bancaria respectivamente. Con Richet Zapata, Mauricio "Tatú” Videla (40) por fin pudo consagrarse campeón del torneo nacional, ese que le quitó varias veces el sueño. "No lo puedo creer, estoy como que no caigo”, comentó el hockista, quien además se adjudicó el Apertura en el 2015. 

Sin dudas es un jugador sin barreras y sin fecha de vencimiento. A pesar de ser uno de los más veteranos del hockey sobre patines local, se permite seguir ganando títulos y tomarse revanchas en el deporte, como en la Liga A1. Es que después de una final apasionante, el Violeta le ganó al Sindicato Empleados de Comercio sumando su segundo título nacional y el primero en la carrera de Videla.
 
"Estoy más que contento después de haber perdido dos Ligas con Social y con Bancaria. Cuando perdimos el segundo partido con el Sindicato se me vinieron un par de recuerdos a la mente de hace años. Por suerte dimos vuelta el resultado, un 3 a 1 complicado. Se nos dio al final y es una alegría enorme haber ganado un campeonato tan importante en San Juan”, dijo.

Según comentó el hockista, en la previa al choque ante el SEC le fue inevitable recordar aquellas dos finales que perdió en los ´90. De hecho, él mismo se había proclamado como una especie de "mufa”: "Pensé que el negativo era yo, porque en Europa había perdido varias finales. Gané muchas, pero perdí otras. Se me venía todo a la mente y me decía ¡No puede ser! Pero después me quedé tranquilo por el resultado que se dio en la derrota del segundo encuentro, un 11 a 5, un resultado mentiroso. En ese partido jugamos mal todos, no se salvó nadie. Dijimos o revertimos la situación o perdemos la Liga”.

La final fue ajustada. A pesar de que Richet Zapata comenzó el partido 3 a 1 abajo en el marcador, después pudo dar vuelta el resultado y terminar ganando el encuentro 5 a 4. "No lo podía creer, hasta ahora es como que no caigo. Veo el diario o las fotos en el Facebook del logro que conseguimos y es algo que no lo puedo creer. Ganamos este año el Apertura pero la Liga tiene otro sabor. Igual ya estoy en sintonía por el entusiasmo de la gente, que es impresionando”.

La Liga A1 es el segundo título que ganó con Richet en sólo un año, ya que en el primer semestre se quedó con el Torneo Oficial. Sin dudas, Videla hizo el pase de su vida al llegar al equipo de Santa Lucía, ya que en un principio tenía ofertas de Banco Hispano y Social, club que lo vio nacer: "Fue un año muy positivo. Venía de un club como Rivadavia en donde era técnico y jugador. Era un equipo chico, con pocos jugadores y poca economía, pero que peleaba todo. Fue una elección difícil el venir a Richet porque Social me llamó y también Hispano. Por suerte pudimos lograr los objetivos, se nos dio todo. Supe elegir gracias al apoyo de mi señora Verónica y a mis cuatro hijos. A veces el hombre se equivoca pero a ella también le gustaba Richet”. 

A sus 40 años no tiene en mente retirarse y adelantó que la próxima temporada es probable que siga vistiendo la camiseta violeta. "El retiro todavía no lo tengo planeado, no quiero que sea una cosa de un momento para el otro. Mientras me den ganas de entrenar y llegar al club voy a seguir. Es difícil llegar a los 40 años y tener que estar a las diez de la noche para entrenar, después volver tarde y al otro día la misma rutina. Pero cuando entro al camarín y me pongo los patines me olvido de la hora, me olvido de todo. Jugar al hockey me sirve de relax. Me divierte practicarlo, cuando deje de hacerlo creo que va a ser el momento de dejar el hockey”, destacó emocionado. 
 
DATO

"Tatú ” Videla arrancó en el hockey sobre patines con sólo tres años de edad, en la cancha del club Luz y Fuerza. Después de que aquella institución se disolvió, a los 9 años se fue a jugar a Social San Juan. Su carrera más importante la hizo en Europa, jugando un año en España y 14 en Italia. 

Galería de fotos

Comentarios