Scrum: el sello distintivo de Los Pumas

jueves, 17 de septiembre de 2015 · 19:37
El scrum argentino se ha convertido en un sello distinguido del rugby de ese país a lo largo de los años. Tema de controversia dentro y fuera del mundo Puma, esta formación tiene un especialista en el staff sudamericano que es Emiliano Bergamaschi, escribe Juan Cruz Carrizo para el portal Los Andes.

Oriundo de Paraná, una ciudad a orillas del río que lleva el mismo nombre en el Litoral argentino, Bergamaschi bien puede ser señalado como el albacea de uno de los tesoros más valiosos del rugby argentino: el scrum. Dicha formación es vital en el ADN Puma, y como especialista del tema abordó diferentes aspectos que expresan la influencia que tiene el scrum, tanto desde lo mental hasta lo táctico.

Dominación, la palabra clave

La importancia del scrum para Argentina es diferente a la que le dan otros equipos a esta misma formación y Bergamaschi lo sabe. "Depende de la filosofía de cada equipo, para nosotros es un arma de dominación, sentimos que generamos mucho daño en el rival cuando estamos fuertes ahí. Por lo psicológico, por lo táctico y por lo físico. Es un arma que nos da muchos penales a favor, desgasta al rival y no permite lanzar juego, por lo tanto empezamos a defender a partir de allí y es más fácil".

Zona complicada para el arbitraje

"Básicamente venimos hace un largo tiempo trabajando con los nuevos criterios arbitrales. Primero hay que estudiar en qué afectan a la técnica que utilizamos y luego debemos adaptarnos a esos requerimientos", explicó el hombre que pasó por el Bristol y el Saracens inglés entre 2002 y 2004, cuando fue consultado sobre el arbitraje en la formación.

"Nosotros generalmente tenemos una charla para saber qué pretende el árbitro de nosotros y no todos los criterios son iguales. Hay que remarcar que es muy difícil de arbitrar porque uno ve una cosa de un lado y puede estar pasando otra, del otro lado. Los árbitros son muy técnicos en lo teórico. Algunos siguen un protocolo y hay otros que logran comprender más lo que está pasando en esa situación. Nosotros intentamos ser disciplinados y mostrarles la foto que ellos quieren ver. Una vez que el scrum entra en la dinámica de avanzar o retroceder, cambian las posiciones corporales, pero la idea es comenzar como ellos quieren”, remarcó sobre la estrategia para evitar penalizaciones.

El Gran Hermano también mira el scrum

El estudio con videos tampoco escapa al scrum y así lo manifestó Emiliano al decir que "el análisis que se hace en el scrum del rival es muy pormenorizado. Creemos que nuestra técnica es la mejor, trabajamos en las unidades posturales de cada jugador y luego lo hacemos como grupo tratando de ensamblar las ocho partes para hacerlo lo más eficiente posible”.

Argentina, al igual que la mayoría de los equipos de la RWC, filma sus scrums y los de sus rivales, tanto en prácticas como en partidos, para luego tener largas sesiones analizando errores y buscando falencias en el rival.

Australia en "modo scrum”

En el último tiempo, con la llegada de Michael Cheika a los Wallabies, el equipo oceánico mostró una notable evolución, no solo en el scrum sino en el juego en general. En el staff del equipo australiano, se destaca el ex hooker de Los Pumas, Mario Ledesma, otro especialista en esa formación.

Bergamaschi tomó nota de ello y evaluó que "para Australia, el scrum siempre un punto débil. Ellos se caracterizan por jugar muy buen rugby y cuando era dominado en el scrum no podía plasmar todo lo bueno que puede hacer. Sin lugar a dudas la incorporación de Mario (Ledesma) les ha hecho muy bien en cuanto a la manera de sentir el scrum y valorarlo. También va de la mano del cambio de entrenador, Cheika es alguien de clase mundial que ha puesto su impronta”.

Por último, y reconociendo el buen trabajo que hacen otros compatriotas en la misma función de Bergamaschi, como Mauricio Reggiardo y Mario Ledesma, el hombre del staff Puma asegura que no piensa llegar a otros equipos internacionales como entrenador de scrum. "Por ahora estoy muy bien acá, no me veo en el extranjero. Tanto Mario (Ledesma) como Mauro (Reggiardo) tuvieron un pasado en el rugby francés que les abrió las puertas. Ellos se destacaron como jugadores y como entrenadores en Francia con grandes trayectorias, yo estoy contento como estoy y tratando de que nos vaya lo mejor posible”, concluyó.

Comentarios