River fue más que Chapecoense en la Sudamericana

Con dos goles de Carlos Sánchez y otro de Pisculichi el "Millonario" superó 3 a 1 al equipo brasileño, que había empatado a través de Maranhao.
jueves, 22 de octubre de 2015 · 07:40
Si bien el Antonio Vespucio Liberti no estuvo completo, River recibió al Chapecoense con la intención de sacar una ventaja abultada, para encaminar su pasaje a las semifinales de la Copa Sudamericana en Brasil. En el objetivo previo al Mundial de Clubes, los de Marcelo Gallardo se presentaron en el Monumental bajo el recuerdo del duelo con Boca, dado que de las tribunas bajó el grito referente al "que no salta, abandonó"...

Durante los primeros movimientos el dominio fue absoluto del Millonario. Las intervenciones de Leonardo Pisculichi, Sebastián Driussi y Rodrigo Mora mantuvieron en jaque al arco defendido por Danilo. Así, sobre los 19 minutos, una notable proyección de Milton Casco, con asistencia incluida, le permitió a Carlos Sánchez festejar el 1 a 0. La definición del uruguayo al lado del poste dejó sin posibilidades al ex Londrina.

Los suspiros se generaron cuando Matías Kranevitter tocó la pelota con la mano adentro del área, pero la decisión de Jonathan Fuentes de no sancionar el penal mantuvo en calma al Muñeco. De todos modos, antes de que se vayan al descanso, un descuido defensivo le permitió al conjunto de Guto Ferreira emparejar las acciones. Los erráticos cierres de Jonatan Maidana y Éder Álvarez Balanta, junto con la tibia salida de Marcelo Barovero, le dieron la posibilidad a Maranhao de enmudecer a Núñez.

En el complemento la fórmula de Gallardo estuvo cerca de volver a poner a la banda en ventaja. Mediante una pelota parada ejecutada por el ex Argentinos, Maidana ingresó en soledad por el pasaje paralelo al de la barrera y buscó llegar a la red con una emboquillada perfecta. Lamentablemente para el dueño de casa, el palo le ahogó el grito al central y Mora no logró capitalizar el rebote. Fue la más clara que pudo gestar River en la segunda etapa.

Ante la falta de ideas colectivas, Pisculichi fue el que se hizo cargo de otro tiro libre para que los porteños vuelvan a delirar con un golazo. El enganche la agarró de lleno y con los cordones la clavó al ángulo. Los esfuerzos de Danilo sólo sirvieron para que la conquista sea más espectacular. A partir de ese momento, los argentinos recuperaron la confianza y se quedaron con la posesión absoluta del choque.

La corajeada de Driussi y el grito de Danilo le bajaron la persiana a un espectáculo que dejó a River como principal candidato a quedarse con la llave. La diferencia jerárquica de los protagonistas formula la hipótesis que consagra al Millonario como el aspirante más firme al título. La semana que viene en Brasil, los comandados por Gallardo deberán confirmar las predicciones. En Núñez tienen todo listo para bailar al ritmo de la samba.

 

Fuente: Infobae

Comentarios