Un puma duerme solo porque es sonámbulo: una noche casi se lesiona

Es el pilar Marcos Ayerza, el único del plantel argentino que no tiene compañero de cuarto; en 2007, Ledesma padeció compartir la habitación con él.
miércoles, 21 de octubre de 2015 · 20:26
Espíritu de equipo. Apoyo colectivo. Compañerismo. Son características que definen al actual plantel de los Pumas, que sigue sorprendiendo en el Mundial de Rugby Inglaterra 2015, con el fuego sagrado de generaciones pasadas. Eso sí: en toda regla hay una excepción. Hay un puma al que todos prefieren evitar como compañero de cuarto y que por eso se concentra solo. Es el pilar Marcos Ayerza. ¿El motivo? Es sonámbulo, un estado que en él se agrava en las noches de mayor tensión, como en la previa de los partidos o en las últimas semanas del embarazo de su mujer.

"Es un tema familiar. Me pasa mucho en los Pumas, porque generalmente me sucede en momentos de tensión, de mucho nerviosismo, cuando vienen cosas importantes como un partido. Ahora duermo solo, así que no sé cuán sonámbulo estaré porque nadie me cuenta, je", confesó el rugbier argentino en diálogo con Basta de Todo, por Radio Metro, la semana pasada. Aunque alguna vez intentó tratar el tema con especialistas, toma sus "problemas de sueño" con humor. "Fui a una clínica del sueño que hay acá en Inglaterra (él juega en Leicester Tigers). Me dijeron que contra el sonambulismo no hay cura, que me relaje. Igual, es anecdótico".

Este es el tercer Mundial para Ayerza, de 32 años, aunque no siempre tuvo un cuarto individual. En Francia 2007, compartió habitación con Mario Ledesma, hoy entrenador de scrum de Australia, próximo rival de los Pumas (el domingo, desde las 13, en Londres), y quien padeció las ocurrencias del sonambulismo del pilar.

"Todas las mañana salían a la luz miles de cuentos de lo que hacía yo a la noche. Que caminaba por la habitación, que abría las ventanas, que hacía un repiqueteo en el medio de la noche. de todo. Te cuento una: un día Mario se despierta y se encuentra con mi mano debajo de su almohada. Lógicamente, se sobresaltó. Y al otro día me detalló que me vio a mí, parado al lado de su cama, mirándolo fijo. Hay miles de historias y de quejas de compañeros porque no podían dormir, je", narró Ayerza en ESPN.com.

Pero quien seguramente recuerda más de estas historias es... su mujer. Incluso, fue ella la que le contó cómo fue que casi se lesiona intentando levantar el techo. "Cuando ella estaba embarazada, yo estaba muy nervioso el último tiempo. Dormíamos en una habitación un un techo a dos aguas, y la cama estaba arriba. No sé por qué soñaba que se caía el techo sobre mi mujer y sobre el bebé que estaba en la panza. Me paré sobre la cama, dormido, y empecé a empujar el techo. Después me desperté y no me podía dormir del dolor que tenía en el hombro. A la mañana siguiente, les tuve que explicar a los fisioterapeutas de Leicester (su equipo). Les dije: 'Miren, no me van a creer, pero anoche tuve una pesadilla, me desperté y tenía una lesión en el hombro'".

Sí, creer o reventar.

Fuente: Cancha llena 

Valorar noticia

Comentarios