¡no pare de sufrir!

Instituto ganó y alcanzó a River

El equipo cordobés venció 2-0 como visitante a Merlo. Alcanzó en la punta a los de Núñez, que ahora están obligados a ganarle a Patronato en Santa Fe para mantener la diferencia de tres puntos.
sábado, 16 de junio de 2012 · 13:25

 

Sufrir, sufrir y sufrir. Ese parece ser el destino de Instituto y de sus hinchas. Porque hoy, cuando todo era impotencia y parecía que volvía a dejar puntos en su lucha para volver a Primera sin tener que pasar por la Promoción, se hizo la luz. Un chispazo de emoción pegó en una fría mañana en la cancha de Almagro y el equipo cordobés logró, con poco, derrotar a Deportivo Merlo por 2-0. El resultado le permitió decir misión cumplida, al menos con respecto al objetivo que tenía trazado para hoy: ganar, igualar la línea del líder River y hacer que el Millonario no sólo deba esperar al menos una fecha más para un eventual ascenso, sino obligarlo a vencer a Patronato para mantener la diferencia de tres puntos que existía hasta el comienzo de esta 37ª fecha de la Primera B Nacional.

No venía bien Instituto. Porque en la fecha pasada había caído contra Quilmes, un rival directo por el ascenso sin tener que pasar por la complicada Promoción, en la que los equipos que juegan en Primera tienen ventaja deportiva. Porque había empatado ante Independiente Rivadavia y, antes de vencer a Almirante Brown, había dejado puntos al caer con Boca Unidos y empatar con el débil Guillermo Brown de Puerto Madryn.

Esta vez en cancha de Almagro, el equipo cordobés –más allá de lo que mostró el marcador final- volvió a padecer por su bajo nivel. Incluso una de sus figuras, Paulo Dybala, erró un penal cuando iban 26 minutos. Pero el defensor Raúl Damiani aprovechó una carambola tras un tiro de esquina y, con una chilena, pegó el primer grito del partido a los 31 del complemento. Fernández cerró la cuenta cuando ya se habían jugado dos minutos del descuento.

Instituto fue más. Fue el que buscó, consciente de sus necesidades, ante un rival que mostró muy poco y apostó siempre a no desordenarse en el fondo. Que hizo sólo cuando el equipo cordobés lo dejó. Pero ni Encina ni Fernández lograron inquietar demasiado a Capogrosso.

El primer momento clave del partido fue a los 26 minutos. Manchot tomó a Fernández y el árbitro no dudó en cobrar penal. Dybala se hizo cargo de la ejecución pero le pegó mal, muy mal. La mandó afuera, a la izquierda de Capogrosso, que se había volcado completamente hacia su derecha. El joven talento de Instituto se tomó la cabeza como no pudiendo creer lo mal que había definido.

Con el correr de los minutos, el partido se volvió más parejo. Instituto siguió intentando, pero sin claridad. Hasta que Damiani destrabó todo. Y luego, casi para la anécdota, Fernández definió solo en tiempo de descuento, en una jugada que le valió luego la expulsión al arquero de Merlo, por un pisotón (antes se había quedado sin Friedrich, por doble amarilla). Con este resultado, la Gloria trepó hasta los 70 puntos, los mismos que tiene River. Y superó los 69 de Rosario Central, que juega mañana. Una definición al rojo vivo.

Comentarios