semanario tiempo de san juan

El club de la pelea

Desde chicos de 10 años, hasta hombres mayores curtidos en luchas clandestinas se suben a un ring atrapados por estas nacientes disciplinas.
martes, 25 de octubre de 2011 · 09:22

Por Fabio Cavaliere

fcavaliere@tiempodesanjuan.com

Mientras se escucha una presentación estridente por parlantes, desde las puertas del vestuario aparece un denso humo mezclado con luces. Entra esa niebla, asoma un niño con pinta de gladiador. Vestido de negro y con protector bucal, avanza con movimientos de golpes al aire  mientras escucha las arengas de la tribuna. Tiene sólo 10 años, pero conoce toda la ceremonia de subir al ring y saludar como un veterano boxeador.        

Si bien, hay presentación al mejor estilo MGM de Las Vegas o Luna Park, estamos lejos de que esto sea box. O no tanto, porque hablamos de kickboxing y de Artes Marciales Mixtas (M.M.A, por sus siglas en inglés). Esta última disciplina, es parecida al Vale Todo, sólo que hay algunas reglas por lo que participa un árbitro.

Así, en la noche del Club Mocoroa, van pasando los combates y en el cuadrilátero vuelan patadas y puñetazos,  que si llegan a destino disparan los gritos tribuneros. Hay cabriolas y topetazos a la hora de un derribo, seguido de un estruendo cuando los cuerpos sudados caen a la lona, ante el delirio de los espectadores. 

No obstante, uno va esperando ver charcos de sangre y esto casi no sucede. Es que, la rivalidad se observa en cierta medida. Los luchadores tienen mucha sumisión, y durante los combates de exhibición es increíble como miden sus fuerzas y no se golpean plenamente, apenas hacen contacto con el rostro. Del mismo modo, los movimientos son ampulosos para tratar de poner de espaldas a un rival, pero siempre cuidan que este caiga bien sobre la lona.

Aunque hay peleas, que quizás puedan despertar el morbo, a la hora del match entre los pequeños, las revoluciones bajan y hay más silencio, casi no hay exclamaciones cuando se conectan golpes.      

A pesar, de ser un mundo algo desconocido, estas disciplinas van en alza en San Juan y ya captan más de un centenar de aficionados mayores  y a cerca de 500 chicos. Es por eso, que ya se pensó en la formación de una federación para darle organización a estas especialidades,  que tienen las bases de las artes marciales.

En las diversas escuelas o gimnasios, dónde se dictan las clases, los profesores instruyen a los chicos con rivales de su edad y les hacen practicar golpes y patadas a la bolsa de box. En tanto, los mayores se ejercitan con más técnica, además de hacer pesas y aparatos de gimnasio.     

Ante todo, los organizadores y profesores remarcan que tiene que luchar contra los prejuicios del imaginario colectivo para darle difusión a este deporte, señalado como peligroso o salvaje.

“Yo les digo que vengan y prueben, esto es un hobby, un deporte amateur y es sano”, expresa Juan Balmaceda, luchador de MMA y uno de los organizadores, quién recalca  que, igualmente cuentan con todas las medidas de seguridad y médico en cada velada. Los luchadores consultados insisten en que se pueden golpear pero después terminan abrazados y tomando algo con sus rivales en una especie de “tercer tiempo”, como en el rugby. 

 “Esto es muy noble“, lo dice un hombre que vivió durante año de las peleas clandestinas, en Buenos Aires, como Roberto “Chato” Pereyra.  El profesor de 80 niños, de un promedio de 8 años, explica que esto es la sumatoria de las artes marciales y que “muchos pibes viene para aprender a defenderse”. 

Por su parte, Cristian Salinas, subcampeón sudamericano y panamericano de MMA, resalta que se inculca mucho respeto y cortesía. En tanto, para Cristian Elizondo (profesor de la Escuela de Jiu Jitsu) esta práctica “es un cable a tierra, te relaja”. El también remisero, confiesa que antes se vivía peleando en la calle y ahora anda re-tranquilo: “Acá, el loquito no dura”, cuenta.

Más aún, una voz experimentada en el boxeo, como el histórico árbitro Dante Carbajal (quien también es referí de las modalidades en cuestión) señala que “esto tiene muchos adeptos y le puede llegar a sacar gente al box”

En cuanto a las diversas modalidades de combate, hay diferencias (ver aparte) a la vez que los luchadores se dividen por categoría, peso y antigüedad en este deporte.

Por último, y para remarcar la confraternidad que hay, vayan dos escenas que se vivieron en el ring: Pablo Beja, apenas escuchó el fallo de los jueces que lo acreditaban como injusto ganador movió su cabeza en desacuerdo y, acto seguido, le entregó su medalla a su rival puntano (Gustavo Brogliere) ante el aplauso de los espectadores. Luego en la pelea de fondo, Juan Balmaceda tras vencer a su rival cordobés, tomó el micrófono y agradeció a todos los presentes por asistir y apoyar este deporte que va ganando terreno.   

  
Glosario de disciplinas de los deportes de contacto

Light Contact: Hay golpe medido entre el puño y el rostro. 
Semi Contact: El contacto es más marcado.
Full Contact: Hay contacto pleno, con patada por encima de la cintura.
Kick Boxing: Valen las patadas a las parte internas externas de las piernas.  
K 1: Valen rodillazos y codazos
Artes Marciales Mixtas (MMA): Conjuga todas las artes marciales.  

*En cada disciplina se dividen categorías por edad, peso y experiencia. En todas las modalidades es obligatorio los protectores bucal, inguinal y guantes. Es opcional, que entre los rivales se pactan usar cabezales y canilleras.

Comentarios

Otras Noticias