Desde el miércoles

La “aventura” de vivir 3 días sin energía en el Valle Fértil

El departamento sumó 90 horas sin suministro de energía eléctrica y los vecinos hacen malabares para poder salir adelante. Algunos usan velas y los que pueden van a la comisaría a cargar luces de emergencia donde tienen un grupo electrógeno.
viernes, 06 de noviembre de 2015 · 22:36
Desde el miércoles a las 7 de la mañana el Valle Fértil se encuentra sin energía eléctrica luego de que una central se dañara y no pudieran repararla. En medio quedaron los vecinos que no pueden enfriar alimentos, no tienen cómo iluminar a la noche, quienes deben refrigerar medicamentos no pueden hacerlo y muchos quedaron incomunicados ya que tampoco pueden cargar sus celulares.

Desde la Comisaría contaron que los vecinos acuden a los pocos lugares que tienen un grupo electrógeno a cargar luces de emergencia y celulares para poder contar con esos elementos. En la misma repartición aseguraron que parecen "una empresa de celulares” por la cantidad de teléfonos que cargan en simultáneo. Esta situación se repite en la estación de servicio, comercios que cuentan con energía y hasta en los vehículos, que utilizan para cargar a través de los conectores 12v, a pesar de que la carga es lenta.

Otro de los problemas graves que deben enfrentar los habitantes del Valle Fértil es que no pueden refrigerar medicamentos. El grupo más afectado son los diabéticos insulino dependientes, quienes deben utilizar este remedio diariamente y deben mantener sus dosis refrigeradas. Para mantener la cadena de frío la mayoría utiliza las heladeras del hospital a donde deben dirigirse para inyectarse insulina hasta dos veces al día.

La situación se torna cada vez más compleja debido a la ansiedad de los habitantes, que este viernes a la noche superaron las 90 horas sin luz. Incluso algunos se movilizaron hasta la oficina de Energía San Juan del departamento y la municipalidad para protestar por la situación, que no logran solucionar a pesar de que ya llevaron un transformador que finalmente no funcionó.

Otro de los problemas que tienen los habitantes del Valle Fértil es que no hay forma de refrigerar y son muy pocos los comercios que cuentan con un grupo electrógeno con el cual mantener las heladeras funcionando. Los que no pudieron hacerlo perdieron mercadería, como es el caso de una heladería que abrió hace pocos sus puertas y que no pudo salvar su producto durante el apagón. Tampoco hay posibilidades de sacar dinero del único cajero automático del departamento, al cual pusieron custodia policial durante los días que duró el corte de luz.

Hasta el cierre de edición la esperanza de los habitantes estaba puesta en un nuevo transformador que llevaron hasta el departamento, que podría restablecer el servicio durante el sábado al mediodía o a la noche.

 


2
1

Comentarios