Curiosidades

Un misterioso rincón de la Circunvalación

Está en Lateral Sur, entre Paula y Urquiza. Como no parece ser útil para la avenida, se usa para aprender a estacionar y de refugio para enamorados ¿Para qué se hizo?
martes, 18 de agosto de 2015 · 07:15

Por Miriam Walter

Si uno va por Comandante Cabot, dobla hacia el Norte por Paula Albarracín y toma por el lateral para subir a Circunvalación por Urquiza, en medio se encuentra con una zona misteriosa. Es un tramo de la avenida con forma de rectángulo, son alrededor de 270 metros de pavimento que llevan al que lo transita a dar una vuelta por un parquecito y termina saliendo justo 150 metros después a la misma calle desde donde se metió. Para qué se hizo este tramo, que en los mapas digitales figura como Lateral Sur de Circunvalación y no hay otro igual en el anillo de 16 kilómetros, es un misterio. 

Como apéndice de la Circunvalación parece ser una ruta hecha en vano. Los conductores de vehículos que vienen por el Lateral no suelen entrar allí porque saben que, como una broma, es un paseo sin sentido para el tráfico de la Avenida, a menos que quieran admirar el paisaje. Por el casi nulo tránsito, este rinconcito circunvalacionero ha mutado en otros usos. De día es prácticamente un centro de adiestramiento para los que están aprendiendo a manejar. De noche le llaman "villa cariño”.

En la actividad diurna es frecuente ver que allí llegan los instructores de manejo con sus pupilos para enseñarles maniobras como si estuvieran en una calle "normal”, sobre todo de estacionamiento, sin más peligros que otro vehículo que ande por allí en los mismos menesteres. Suele verse también a improvisados profes  como padres, novios, hermanos o amigos, que llegan con sus "alumnos” en auto y ponen dos banquitos de plástico para simular los caballetes que marcan límites en el EMICAR, de manera de perfeccionar los virajes para aparcar el auto. Incluso se las arreglan haciendo marcas con tiza para simular los boxes y estacionar. 

Otros, sobre todo después de almuerzo y en particular en moto, llegan para pasar un rato al aire libre, disfrutando de los árboles y el parquizado que invita a algunos a tirarse a tomar una siesta a la sombra en verano y al rayo tibio del sol en invierno. 

Por la noche también suele verse estacionados autos en esta zona misteriosa. A veces grupos de jóvenes llegan a buscar esparcimiento con una que otra bebida para acompañar el momento. Por ahí son parejas que aprovechan el asilo de la oscuridad en un lugar cerca del centro. Estas circunstancias llevan usualmente a los vecinos a llamar a la Policía, que termina pidiendo DNI y decomisando alcohol a los que no logran emprender la escapada rápidamente. 

 Ni el director de Vialidad Provincial sabe para qué se hizo este tramo.  "¡Ya sé cual es! Lo he visto, pero no sé”, respondió consultado al respecto Edgardo Guerci. El funcionario consignó que "eso se hizo en el 80 y pico. Es de cuando se hizo la Avenida de Circunvalación, nadie tocó nada después”. Y se arriesgó a lanzar una hipótesis sobre los orígenes del pintoresco rectángulo: "No hay un error de ingeniería, lo que tiene que haber pasado es que en algún momento se pensó alguna colectora de una manera y se terminó haciendo de otra forma. La colectora que pasa por el Club Rivadavia… a mí me parece que ahí algo se dejó de hacer por algún motivo y eso ha hecho que este dibujo quede así. Pero se puede usar porque tiene salida. Como ahí había entre la colectora nueva y una calle lateral tan poco espacio, habrán dicho que no tiene sentido hacer dos calles juntas”.

Galería de fotos

Comentarios