PRESERVACION DE LAS OBRAS DE ARTE

El guardián de Dalí

Santiago Shanahan es el curador argentino de la muestra de Salvador Dalí que se exhibe en el salón Conte Grand. San Juan es la última escala antes de trasladar la obra itinerante del artista catalán hacia San Pablo, Brasil. Por Marcelo Guzmán.
viernes, 20 de abril de 2012 · 09:03

Por Marcelo Guzmán
Diseñador de Tiempo de San Juan

Santiago Sanahan (65) nos atendió en el Centro Cultural  José Amadeo  Conte Grand y ofreció disculpas por la tardanza. En las últimas horas había recibido visitas de autoridades brasileras con el objetivo de trasladar la muestra hacia ese país la próxima semana (ultimar detalles para un curador es una cuestión de tiempo y organización minuciosa). Sin embargo, accedió  a conversar a solas con TIEMPO DE SAN JUAN. Y contó algunos de los secretos de un curador, referidos al cuidado y al transporte de una muestra de esta dimensión.

Shanahan es el propietario de la empresa  encargada de la logística de difusión. Terceriza el transporte  que traslada la muestra de un lugar a otro, para lo cual contrata siempre los servicios de la misma empresa. Y se encarga de todos los convenios comerciales de la exhibición.

Sin entrar en detalles, el empresario oriundo de Buenos Aires contó que las obras se trasladan en cajas de madera especialmente diseñadas. Cada caja está construida con siete capas de alta flotabilidad  y componentes contra el fuego. Además,  los recipientes  son sellados con una espuma química que preserva el contenido.

A pesar de todas las medidas, el enemigo de la preservación de una obra de arte no es el traslado sino el tiempo. Aunque todas las piezas gráficas descansan bajo vidrio con su respectivo marco e inscripción de bronce, Shanahan comenta  que “en algunas oportunidades he quitado el vidrio para analizar el estado del papel. En la colección hay un grabado realizado en papel de cáscara de arroz, y he notado que algunas fibras ya están amarillentas por tratarse de un soporte orgánico. De todas formas dentro de algún tiempo seguramente inventaran un aerosol que la preserve mucho más allá de su tiempo físico y natural”.

El sello de Shanahan

Inicialmente las medallas de plata correspondientes a la serie Los 10 mandamientos se preservaban en cajas con aceite. El curador reinterpretó la forma de exhibirlas por medio de una inclusión de acrílico. Cada esfera de acrílico reposa sobre una muleta -elemento reiterativo en el lenguaje daliniano- que a la vez tiene como base un bloque roca. Esto permitirá una prolongación en la vida útil de las piezas.

La exposición que tiene lugar en nuestra provincia consta aproximadamente de 160 obras entre esculturas y grabados que abarcan un periodo desde las décadas del ´50 al ´80 de producción de Dalí y que comprenden diferentes técnicas y materiales: esculturas, platas, grabados, serigrafías y litografías originales que fueron provistas en parte por Enrique Sabater (ver cuadro), amigo y principal apoyo logístico de la muestra.

¿Qué es un curador?

El curador es la persona que organiza la muestra, trae a los artistas y se encarga de todos los detalles, ya sea colgar la obra, organizar la difusión y prensa del evento. El criterio que el curador determina puede ser muy variado, inclusive dentro de un mismo artista Si es una retrospectiva, o un artista que tiene mucha producción, puede curar la muestra total armándola en varias secciones.

Enrique Sabater, amigo y administrador

Sabater  fue secretario y administrador de Dalí entre 1968 y 1980. El artista catalán le dedicó de su puño y letra aproximadamente más de 300 trabajos. Sabater conoció a fondo al artista y lo retrató  fotográficamente en plena producción. Sus fotos anticipan la muestra en el Centro Cultural  José Amadeo  Conte Grand.