música local en lente de España

Los sanjuaninos de Saura

El prestigioso director de cine español Carlos Saura pasó por San Juan buscando material para un futuro documental sobre el folclore argentino. Los sanjuaninos que lo impactaron fueron Gustavo Troncoso, Giselle Aldeco y Los Hermanos Canto; entre otros que se reunieron en una farreada cuyana en la que no faltó tonada, aros y vino. Por Ernestina Muñoz.
domingo, 11 de marzo de 2012 · 11:31

Por Ernestina Muñoz
Canal 13 San Juan

Le tocó al flamenco, a los fados y al tango. Ahora uno de los realizadores españoles más prestigiosos busca lugar en la pantalla grande para el folclore argentino y vino a probar algo a San Juan.  “La intención de quien lo organizó era que Saura vea el  núcleo del tornado y por eso llamaron a todos los vientos”, dijo entre risas “el Quijote” Gustavo Troncoso, uno de los convocados.  Ese sobrenombre le pusieron en la peña improvisada en una finca de Alto de Sierra donde los artistas locales le mostraron su talento al director extranjero. El mote no es casual, lo incluyó en la presentación Jorge Darío Bence, recordando la pelea en solitario de Troncoso en el Precosquin 2009 con la tonada como lanza. “Formar parte de un documental sería lindo por algo que yo defiendo. Es como la madre la tonada y la cueca. Pueden decir que es linda o fea, gorda o flaca; pero es mía y es suficiente. Que no se vende o no es famosa, mal rato. A mis hijos les enseño que hay que defender lo de uno y no renegar de ello”. Si resulta para bien, será de todos el acervo cultural sanjuanino que aportaron Troncoso, Giselle Aldeco, Los Inti Huama, los Bohemios del Canto o Yunta de Dos (Tito Poblete y Amado Muñoz), Oscar Figueroa, Los Hermanos Canto, Jhonatan Vera, Carlitos Cortínez, Cachito Páez, Pelufo Barboza, Los Cuyumches, Los Gajos. “Estábamos todos, pocas veces sucede esto a pesar de que hay buena onda y camaradería. Fue una buena idea que nos juntemos todos, porque si no es detrás de un escenario grande, o un velorio, no nos juntamos”, contó risueño Troncoso.

Eduardo Oro, el coordinador de Eventos de Turismo, pidió a los cantantes que se manejaran con prudencia porque Saura había pedido mantener el bajo perfil y pasar inadvertido. “¡Pero se notaba que era él! Llegó con toda su comitiva, con cámaras y filmadoras, se notaba mucho que era él, con una gorra y una cámara de fotos. Pero no hablaba porque si no chau, los que habíamos buscado quién era lo reconocíamos”, contó el cantante.

Carlos Saura, octogenario y multipremiado director, fotógrafo y escritor español se integró sin problemas a la cuyanada. “Me pareció un hombre muy sencillo y tengo entendido que se fue impresionado por lo que le brindó el típico sanjuanino. El encuentro fue algo muy tradicional.
Primero picada con vermouth, había una parrilla llena de carne y vino, por supuesto”, relató Troncoso. “Apareció una guitarra y se armó ahí nomás, en 40 minutos largaron. ¡Han farreado! Le dedicaron como 300 cogollos. Le enseñaron a pagar los aros, que te lleva vino, que toma uno y el otro y terminás con un abrazo. Y todo en vísperas de la Fiesta del Sol. La verdad estuvo muy bueno y se armó un clima casi familiar”, dijo el sanjuanino. “Y pasó algo que a mí me gusta mucho: que las farras sean sin sonido así se recupera la tradición de que la guitarra dé la vuelta por toda la mesa. No se armaron los grupos de cantantes y cantaban mixtos. Fue parte de la improvisación, del dedicar canciones al que iba pasando. Había un matrimonio que cumplía 50 años de casados (Ramón Gamboa y la señora) y cobraron ellos también. A los que venían de afuera les gustó y lo que más me llamó la atención fue el silencio que hicieron para escuchar a todos, desde las 12 a las 18 horas que terminó”, contó Troncoso. No faltaron postales de la cuyanía: hubo baile entre los presentes, el repertorio fue de tonadas y “dichitos”, y después de la cueca el gato. Y se portaron bien los artistas, a pesar del asado bien regado, dicen las lenguas.

Jorge Darío Bence, Pascual y Jorge Darío Recabarren; oficiaron de presentadores aportando color a la canción. “Como es el aparcero mayor, le puso a cada uno una frutillita en la presentación” y a Troncoso lo bautizó Quijote, por consagrarse ganador del Pre Cosquín 2009 en el rubro Solista Vocal Masculino con tonadas, el género menos popular del repertorio festivalero.

“Saura se llevó discos de todos. Lamentablemente es tan grande el país, que es un despropósito que no conozca La Pampa o el sur. Creo que iba al norte y al Litoral. Incluso ahí no es lo mismo la música de Tucumán con la de Santiago. Es impresionante la calidad y variedad de música en toda latinoamérica y más en Argentina. Los sanjuaninos creo que hicimos el aporte. Se le mostró tal cual es la cosa. Y hubiera sido aportarle a la historia de cómo llegan los ritmos a San Juan como la cueca y la tonada, de las familias que existieron y marcaron la historia. Capaz tenga a la parte teórica del cancionero cuyano”, dijo Troncoso.
 
Por los comentarios de los cantantes que acompañaron al director y sus hijos, trascendió que Saura se quedó impactado con todo el evento y en particular con las voces del Quijote sanjuanino, de Giselle Aldeco y Los Hermanos Canto.

 “Imaginarme salir en un documental... ¡me muero!”, dijo entre risas. “Y si me toca salir sería fantástico. Antes me hicieron un tipo reallity en canal Encuentro por la historia sufrida de Cosquín.  Ahora estaría bueno que estemos todos”, dijo Troncoso.  La semana entrante se conocerán las repercusiones, y quiénes quedarán en el documental final, tras una entrevista de autoridades de la Secretaría de Cultura con los colaboradores en Buenos Aires de Saura.

Comentarios