Villa San José, Chimbas

Hallan a una joven discapacitada encerrada en su habitación con rejas

Sufre de autismo grave y no está medicada. Lo descubrió la policía cuando fue a constatar un certificado de supervivencia y se encontró con la escena. La familia dice que la encerraban porque “se ponía muy agresiva”. Mirá la galería de fotos y el video de Canal 5.
jueves, 16 de febrero de 2012 · 13:38

Por Gustavo Martínez

La imagen de una joven de 18 años que gritaba tan fuerte que se sentía desde la calle, encerrada en una habitación con rejas en el interior de su casa, al 1500 de la calle Barboza, en la Villa San José, en Chimbas, shockeó al policía que había ido a constatar un certificado de supervivencia que su familia había pedido para poder seguir cobrando la pensión por incapacidad que reciben.

Así fue que el uniformado dio intervención a sus superiores, al ministerio de Desarrollo Humano y terminaron sacando a la joven discapacitada de su casa para darle asistencia médica en el Hospital Marcial Quiroga, donde constatan cuál es su estado de salud. Allí también verificarán si es cierto lo que dicen los vecinos: que la familia ataba a la joven cuando se ponía violenta. A simple vista, las autoridades definieron a la imagen de la joven como “fornida” y que “no evidencia” síntomas de maltrato físico.

Según los vecinos, el cuarto en el que tenían encerrada con rejas a la joven tenía una cama hecha de cemento porque las rompía. Y también dicen que, cuando la sacaban a la vereda para que “tomara un poco de fresco”, había veces que se ponía muy violenta. Otra vecina dice que “los gritos eran permanente. Ya era hora de que la internaran”.

La joven discapacitada se llama Daiana Lucero, su madre es Marta Orellano y la familia está compuesta por otros tres hermanos y el concubino de la mujer, quien fue demorado por la policía por provocar disturbios, según precisó el comisario inspector José Zárate, jefe de la Regional Capital.

Es que al llegar a su casa y encontrarse con asistentes sociales, policías y periodistas, el hombre perdió el control y empezó a gritar que “ahora vienen, hemos pedido durante años que la internen y nunca nos escucharon”. Entró a la casa y agredió verbalmente a los policías y a
las asistentes sociales, por lo que fue llevado a la seccional 26.

“En el Estado no tenemos registrados que hayan ido a pedir ayuda. La madre dice que había ido a instituciones privadas. Con el Profe debieron darle una respuesta. Pero pasa que muchas veces no hay lugar”, explicó el titular de la Dirección de la Persona con Discapacidad, Roberto Juárez. Este funcionario explicó que el caso aún no tiene ninguna figura penal de por medio hacia la familia. Y esperaran el informe de los médicos y de las asistentes sociales para ver su evolución.

La madre de la joven discapacitada se gana la vida como empleada doméstica. Y a su actual pareja, según los vecinos, no se le conoce un oficio. Y no tiene buena reputación entre los vecinos más cercanos, quienes dicen que había un “permanente maltrato” hacia la madre de la joven discapacitada.

 

Comentarios