Después de la Paso

En la suma está el secreto: los diputados que entran y los que se quedan afuera

A nivel nacional, si Castro suma todos los votos de Gazzé puede dar pelea para entrar. A nivel provincial, si el FpV suma los votos a Godoy llega a los 11 proporcionales. Por Sebastián Saharrea.
lunes, 17 de agosto de 2015 · 07:23
Por Sebastián Saharrea

Es la batalla electoral escondida detrás de tantos reflectores que en la provincia le dan especial atracción a la elección de gobernador, intendentes y hasta presidente de la Nación. Pero también de las boletas en el cuarto oscuro surgirán los diputados, tanto provinciales como nacionales, y el primer test de las Paso arrojó resultados aún inciertos.

El secreto está, tanto en el oficialismo como en la oposición, en la capacidad de los ganadores por atraer a los votos de las opciones que quedaron afuera en las Paso. El objetivo, en ambos casos, es engordar el número final y tener un mejor coeficiente para el reparto que se realiza por el sistema D´Hont para las dos categorías.

En la de diputados nacionales, el oficialismo renueva las tres bancas en diputa y dispone de una locomotora política al frente de la boleta como es el gobernador José Luis Gioja, acompañado por Graciela Caselles y Walter Lima. Para acercarse a su objetivo de renovar las tres y no perder ninguna debe necesariamente triplicar al segundo en votos, un objetivo demasiado optimista pero nada alejado de lo posible, verificado por los votos del domingo. Esa boleta encabezada por Gioja figura en la de gobernador de Uñac y también en la Godoy, que quedó afuera en la Paso. Por lo que no deberá sumar nada. Alcanzó los 226.756 votos, el 62,2% de los votos totales.

Del lado de la oposición, el basualdismo quedó mejor posicionado que la alianza PRO-UCR. En el basualdismo compitieron en las Paso el camionero Enrique Castro y el basualdista José Luis Gazzé, y la victoria le correspondió al primero de ellos por un amplio margen, pese a que los partidarios más cercanos al senador hubieran preferido a Gazzé porque temen que Castro se aleje de la agrupación por intereses a nivel nacional de su referente Moyano, y les termine sucediendo lo mismo que con Cáceres.

Castro sacó 55.928 votos, contra los 22.277 de Gazzé, resultado terminante. Entre ambos alcanzaron los 78.205 votos, un 21,4% de los sufragios. Como salta a la vista, en la delgada fina entre conseguir o no superar la barrera del tercio de votos obtenido por Gioja. Para superar el límite, el desafío para Castro no es menor: sumar todos los votos de Gazzé o compensarlos por otro lado, y esperar que la boleta de Gioja no crezca más.

Del lado de la alianza PRO-UCR, la sumatoria de votos en este casillero fue 42.739 votos, un 11,7% de los votos totales, entre las tres opciones que compitieron. De todas ellas, la preferida fue la encabezada por Enzo Cornejo, que sacó 30.572 votos, igualmente aparece muy retrasado en las posibilidades.

Otra historia es el cómputo y las cuentas que sacan los cuarteles generales para la categoría de diputados provinciales proporcionales, un casillero en el que se eligen 17 legisladores también por el sistema D´Hont y que también depende de la suma de las partes en la PASO.

¿Por qué? Porque claramente, como en el resto de las categorías, la delantera fue para el Frente para la Victoria pero en esta franja compitieron dos boletas de las cuales una quedó descalificada. El desafío de la restante es sumar todos esos votos, y eventualmente sumar otros votos que en la Paso fueron a otras opciones, para aumentar el coeficiente repartidor del sistema.

El FpV obtuvo 207.160 votos totales entre la boleta que lleva como postulante a gobernador a Sergio Uñac (que sigue en carrera) y la que llevaba a Ruperto Godoy (que quedó eliminada). Si se sumara el número completo el 25 de octubre, el reparto por el sistema le adjudica 11 de los 16 diputados proporcionales, es decir hasta Juan Pablo Santiago que es el postulante número 11, quedando afuera Nelson Campero que es el número 12.

Si eso es así, la lista basualdista –que era una sola-ubicaría a los ocupantes de 4 asientos: Susana Laciar, Juan Manuel Orrego (ambos basualdistas), el contista César Aguilar y el actuarista Gustavo Usín, quedando afuera el 5 que es el ibarrista Carlos Munizaga. Y a la alianza PRO-UCR le quedarían dos legisladores: el radical Eduardo Castro y Fernando Moya, de Dignidad Ciudadana, quedando afuera el número 3 que es Fernando Patinella, el primer postulante del PRO.

La cosa cambiaría si el FpV no consigue sumar todos los votos de la boleta que quedó descalificada en las Paso. Si eso ocurre, el coeficiente se reduciría y quedaría afuera el postulante número 11 del FpV para dar ingreso a Munizaga por el lado del basualdismo.

Como queda claro, en ambas categorías de legisladores el secreto estará en la suma o no de los votos perdedores en las Paso.

Galería de fotos

Comentarios