Preparativos

El enigmático bastón de Uñac

Los amigos más cercanos de Sergio Uñac guardan bajo siete llaves los detalles del atributo que le regalarán para que luzca cuando asuma como Gobernador el 10 de diciembre. Pero se conocieron algunos secretos.
lunes, 30 de noviembre de 2015 · 20:03
Cuentan que Sergio Uñac recibió entre miles de consejos por parte de José Luis Gioja que pida un bastón de mando largo, para que lo lleve con más estilo e incluso pueda apoyarlo en el piso. Esa es la única sugerencia que hizo el Gobernador electo a su círculo más íntimo, encabezado por su hermano Rubén Uñac, y sus amigos Roberto Gattoni y Pablo García Nieto, encargados de regalarle el atributo al pocitano para que luzca junto con la banda en la asunción del 10 de diciembre en el Auditorio.
Los detalles del bastón uñaquista son un misterio. Quieren que el primer mandatario electo se sorprenda cuando vea el obsequio de sus allegados. No es un dato menor que se lo regalen, porque si lo costea el Estado, luego Uñac no podrá llevárselo de recuerdo a su casa. Así, en calidad de objeto preciado, se manejan los cercanos al electo. No obstante, uno de los que está en el asunto contó que lo mandaron a hacer hace unos días a un orfebre de un departamento alejado, que sería nuevo en esto de confeccionar bastones de mando, pero en el cual depositaron el trabajo con mucha expectativa.  Tanto así que cuando llegaron con el encargue el artista les marcó que iban muy sobre la hora, pero le tienen confianza de que reflejará en su obra acabadamente todas las consignas. 
"Tiene de todo de sus orígenes, de su familia, de su fe, de su provincia, de sus recuerdos”, sintetizó la fuente sobre el espíritu que definirá la estética del bastón. Y agregaron que está hecho "con la madera con la que se construyen las guitarras y algo de metal”.
Por otro lado, la banda que llevará Uñac se está haciendo en la Sastrería Militar de Buenos Aires, y sus colaboradores acá, en la vorágine de la agenda del nuevo Gobernador, le tomaron las primeras medidas con un piolín porque no tenían centímetro a mano, cuentan en la Legislatura. Antes del ballotage el sanjuanino aprovechó un viaje, que hizo para apoyar en el cierre de campaña a Daniel Scioli, para hacerse las primeras mediciones y verse al espejo con la franja de bandera celeste y blanca atravesándole el pecho. Qué habrá sentido en ese momento también es todo un misterio.

Comentarios