Reaparecen los radicales

Para honrar a Alfonsín, llega el presidente de la UCR nacional

El santafecino Mario Barletta vendrá este viernes en la antesala del tercer aniversario de la muerte del ex presidente, cuya figura se recordará con un acto en Caucete.
lunes, 26 de marzo de 2012 · 20:27
Este viernes llega a San Juan el Presidente de la UCR Nacional, Mario Barletta, en su primera visita oficial a la provincia. Barletta, quien fue rector de la Universidad Nacional del Litoral, y posteriormente intendente de la Ciudad de Santa Fe, iniciará sus actividades cerca de las 9,30 con una conferencia de prensa en el Comité Provincia ubicado en Av. Córdoba, luego encabezará un almuerzo con la dirigencia partidaria y a las 20,30 participará del acto que se hará en Caucete recordando el tercer aniversario de la muerte de Raúl Ricardo Alfonsín, cuyo nombre se le pondrá al nuevo local partidario de la ciudad del Este, construido desde sus cimientos por los radicales cauceteros. En la agenda se quiere incluir un contacto con el rector de la UNSJ, Benjamín Kuchen, aún no confirmado. El dirigente pernoctará en San Juan para partir cerca de las 7 del sábado a su lugar de origen. 


Una "mini-interna"

La visita de Barletta es la primera actividad orgánica pública de la UCR desde las elecciones del año pasado, fuerza local que debe renovar sus autoridades este año. La competencia por el liderazgo de los comités departamentales viene con consenso, según dijo el actual presidente de la UCR provincial, Salvador Mercado, salvo en Capital, donde hay 3 listas en pugna y donde se perfila la interna prevista para el domingo 15 de abril. Para suceder a Mercado, quien se ha autoexcluido de toda carrera por los cargos y asegura que dará un paso al costado pero que estará disponible para lo que necesite el partido, se prepara Hugo Domínguez. En Capital están en carrera Duilio Farías, Mauricio Carletto y Ricardo Castro. 

La UCR local, que cuenta con unos 22 mil afiliados, prorrogó los mandatos de sus autoridades que vencían el año pasado, porque consideraron que con las elecciones de 2011 no era conveniente hacer cambios en la fuerza centenaria.