Cambio en la Legislatura

La otra cara de los Uñac

Por primera vez en la historia de la provincia, un vicegobernador sucede a su propio hermano. En una charla íntima con TIEMPO DE SAN JUAN, Sergio y Rubén hablaron de su infancia en Pocito, la relación con su padre, su vida hoy, sus metas y aspiraciones políticas.
domingo, 11 de diciembre de 2011 · 15:36

Por Daniel Tejada
Canal 13 San Juan

La historia contará que este sábado 10 de diciembre de 2011 el hermano mayor le entregó la Presidencia de la Cámara de Diputados de la provincia al hermano menor. Rubén y Sergio Uñac serán los protagonistas de este traspaso, pasadas las 18 en el recinto legislativo. Hijos del ex intendente pocitano Joaquín Uñac (fallecido) y la maestra Dora Ene, abogados y militantes peronistas desde los años ’90, aseguran que son muy parecidos y que piensan de manera semejante. Pero tienen personalidades diferentes, a juzgar por sus confesiones en una charla íntima con TIEMPO DE SAN JUAN.

“Siempre nos gustó la política”, asumió sin vueltas Sergio. Curiosamente, ingresaron a la vida pública casi en simultáneo con su padre, un hombre que hasta 1995, cuando fue candidato a intendente por primera vez, siempre había trabajado en el ámbito privado. Era un comerciante reconocido en Villa Aberastain.

Con seis años de edad de diferencia entre el mayor y el menor, los hermanos se arremangaron y salieron a hacer campaña con el resto de los militantes: desde colgar pasacalles hasta pegar carteles y repartir volantes. Ser “hijos de” no los puso en un plano distinto del resto de la tropa justicialista pocitana.

Ambos estudiaron abogacía en la Universidad Nacional de Córdoba. Sergio hizo dos años en la Universidad Católica de Cuyo y luego se mudó hacia La Docta. Rubén empezó la carrera de Ingeniería en la Universidad Nacional de San Juan, pero luego decidió seguir Derecho y se instaló en la provincia mediterránea.

Cursaron la escuela primaria en la Antonino Aberastain, de Pocito, y la secundaria en el Colegio Don Bosco, Sergio; y en la EPET 4, Rubén. Por la diferencia de edad, el mayor iba y venía de Córdoba cuando el menor aún estaba en la casa paterna, en el dormitorio que siempre compartieron. Por eso Sergio recordó con afecto que Rubén siempre le traía alguna remera de última moda.

“Coco”, como le decían los amigos al ex intendente Joaquín Uñac, era un hombre de carácter fuerte pero rara vez levantó la voz. Imponía autoridad en sus hijos con su sola presencia, según coincidieron ambos.

“Tenía una fuerte personalidad. Una mirada y uno sabía cómo venía la cosa”, recordó Sergio.
Y una travesura de la adolescencia vino a su memoria: “Debo haber tenido 16 años. Mi papá tenía un Torino Grand Routier, que era un auto que me encantaba. Me lo prestó. Estábamos en la casa de un pariente. Lo fui a buscar a Fabio, al actual intendente. Y subimos a otros muchachos más y por hacerlo patinar le rompí la pata de la caja. ¡No le gustó nada! Al otro día, todos al taller. Mi hermano sentado al lado y yo atrás”.

“Recuerdo mucho los viajes de vacaciones”, dijo Rubén. “Normalmente íbamos a Mar del Plata. Mi papá nos preparaba atrás una especie de cama con el asiento para que fuéramos cómodos. Siempre tratando que no peleáramos, que no discutiéramos”, acotó.
“Recuerdo mucho que en los primeros años del secundario mi mamá, que es docente, me ayudaba mucho a estudiar. Me tomaba las lecciones. Yo se le pedía porque me daba seguridad”, agregó el vicegobernador saliente.

La relación de ambos con José Luis Gioja se remonta a comienzos de esta década. En particular Rubén, quien trabajó como colaborador del entonces diputado nacional desde el año 2000. Los primeros pasos de Sergio fueron como abogado del municipio que gestionaba su padre, 16 años atrás. “José Luis me dijo una vez una cosa: que tenía que ser humilde en el Congreso, pero que nunca olvidara que mi voto valía lo mismo que el de cualquier otro dirigente político de los que salen en televisión en Buenos Aires. Eso me sirvió. Me quedó grabado”, contó el mayor de los Uñac.

PING PONG

1- Lo mejor de la política es…
2- Lo peor de la política es…
3- Lo mejor de Rubén/Sergio es…
4- Lo peor de Rubén/Sergio es…
5- ¿Su meta máxima en la política?
6- ¿Cuál sería la diferencia entre Sergio y Rubén como vicegobernador?
7- ¿Deportista o pata-dura?
8- ¿Su música preferida?
9- Enojado: ¿levanta la voz o espera que se le pase y después habla?
10- ¿Se agarró a las trompadas alguna vez?
11- ¿Asado, tallarines con tuco o cocina gourmet?
12- El auto se rompe: ¿mete mano o llama al auxilio mecánico?
13- ¿Sin el apellido hubiera costado más?

Sergio Uñac
Profesión: Abogado
Antecedentes: Ex intendente de Pocito (2003-2011) – Vicegobernador electo (2011-2015)
Fecha de Nacimiento: 15 de febrero de 1970
Casado con: Silvana del Valle Rodríguez (abogada)
Hijos: Melania de 16 años, Gonzalo de 14 años y Facundo de 11 años

1- Lo mejor para mí es poder cumplir con las expectativas de la gente. Poder transformar la realidad. Me parece que eso es lo que nos motiva. Yo siempre le quiero ganar al tiempo. Porque no es solamente poder concretar las cosas sino concretarlas en tiempo y forma. Lo antes posible.
2- Yo no le encuentro cosas negativas. Puede ser que nos resta tiempo para otras actividades, como para la familia o el deporte. Pero no le encuentro cosas negativas.
3- Lo mejor de Rubén es una sensibilidad social y política muy fuerte. Un tipo con una visión importante de la realidad y con una perspectiva muy importante que es lo que se va a venir en política.
4- Lo peor de Rubén no le encuentro. Quizás mi opinión sea muy subjetiva, porque es mi hermano mayor y es con quien uno quiere identificarse. Y si tiene algo peor, no voy a ser yo el que se lo vaya a marcar.
5- Seguir siendo útil a la comunidad, donde la sociedad me lo solicite. Solas se van dando las cosas y uno puede seguir escalando en esta actividad. Siempre soñé con ser intendente. Hoy mi sueño es ser un vicegobernador pragmático, que acompañe al gobernador y le sea útil a su proyecto y a la sociedad sanjuanina. Después de eso en una de esas vienen más cosas. Yo voy a trabajar para que vengan más cosas. Yo me conozco. Me salgo de la vaina por hacer, por estar, por construir. Pero hoy mi meta es ser vicegobernador. Después veremos.
6- Seis años nada más. Quizás él es más pensante y yo soy más impulsivo. Quizás pueda ser eso. Pero no debería haber diferencias. Es un espejo este en el cual me voy a mirar tranquilamente
7- Deportista pero no con habilidad, porque vivo haciendo deporte: ciclismo, corro mucho, todo me animo a hacerlo. ¡Pero mucha voluntad y poca habilidad!
8- Siempre melódico, nacional, internacional. Pero también, de acuerdo al momento, me gusta también la música popular: La Barra, la Banda XXI, ¡los Wachiturros también!
9- Sí, levanto la voz. En un municipio si no levantaba la voz no concretaba nada. Muy exigente conmigo mismo. No me conformo nunca con lo que he hecho. Siempre quiero más. Trato de irme moderando, pero mi energía y mis ganas de concretar cosas van de la mano con ir dando muchas órdenes. Aquí, en la Legislatura, lo vamos a tratar de moderar.
10- ¡Sí! Yo vengo del campo y allá el lenguaje era ese. En el fútbol, en Córdoba también en algún momento en alguna salida. No sé si fueron tantas veces, pero pocas tampoco fueron.
11- ¡Asado! Las pastas no son mi fuerte. Yo soy de paladar amplio, como de todo, pero si es por preferir, obviamente el asado.
12- ¡Es que ya ni con caja de herramientas ando en el auto! Si la cargara, por ahí le meto mano. Me doy maña para esas cosas.
13- No sé si sea una cuestión de apellido. Sin el camino trazado por mi viejo hubiera costado mucho más. Obviamente. Porque él tuvo una visión de un departamento que nunca podía aparecer, porque del ’95 para atrás uno pasaba la Calle 5 y entraba a una calle pequeña llena de árboles. Él tuvo una visión que modificó sustancialmente la vida de los pocitanos y lo que nosotros empezamos a mostrar para afuera.

Rubén Uñac
Profesión: Abogado
Antecedentes: Ex vicegobernador (2007-2011) – Diputado nacional electo* (2011-2015)
Fecha de Nacimiento: 19 de marzo de 1964
Casado con: Claudia Barceló (empresaria)
Hijos: Candelaria de 15 años y Juan Ignacio de 9 años

(*)Por segunda vez. La primera fue en 2005, pero tuvo que interrumpir su mandato para acompañar a José Luis Gioja en la fórmula para gobernador y vice en 2007.

1- La política es el único instrumento capaz de solucionar los problemas cotidianos de la gente. Y cuando se hace con un proyecto serio uno nota que verdaderamente se solucionan los problemas de la gente, al menos en su gran mayoría. También me gusta mucho el diálogo, el debate y el consenso.
2- Lo peor de la política, para mí, es la deslealtad, la traición. No me ha tocado vivirla en carne propia, pero sí haberla visto en algunos casos. Privilegio mucho la palabra que empeño.
3- Lo mejor de Sergio es que es mi hermano y nos llevamos muy bien. Elegimos la misma carrera, los dos somos abogados, los dos empezamos juntos en la política, compartimos la militancia. Y como persona es muy buen tipo. Nos entendemos mucho. No debe haber un solo día en que no nos comuniquemos.
4- ¡Lo peor de Sergio es que es más puntual que yo! (risas) ¡Eso es lo peor porque te empieza a llamar por teléfono!
5- Cuando ingresé a la Cámara como secretario administrativo en el 2003 dije: “pucha, me gustaría terminar mi vida política siendo diputado nacional”. Y la vida me sorprendió porque a los dos años y medio fui diputado nacional. Así que no sé qué queda. Eso es lo lindo de la política.
6- No sé. Somos muy parecidos. Él viene a un cargo nuevo, nunca fue legislador. Pero en realidad somos  muy ejecutivos los dos. Creo que la impronta es la misma, porque él es un hombre acostumbrado al diálogo.
7- Yo he hecho de todo. Regular, pero de todo. He jugado al fútbol en Aberastain, he jugado al hockey sobre patines, he incursionado en ciclismo con Fabio Aballay. Ahora sigo haciendo gimnasio mezclado con artes marciales. Me relaja mucho.
8- La verdad que toda. Me gusta mucho el folclore, pero en general toda la música. ¡Los Wachiturros no mucho!
9- En esto quizás soy parecido a mi papá. Soy de guardar y cuando me enojo levanto la voz. Pero me ha pasado en la Cámara. Lo puedo contar con los dedos de la mano. No tengo problema en reconocer cuando me he equivocado. Pero cuando me asiste la razón, no me arrepiento de nada. He discutido y soy firme en eso.
10- Sí, alguna vez, pero de adolescente. Pero no me gusta la violencia. Lo mío no va más allá de una discusión.
11- Un buen asado. Nunca me gustaron los tallarines, pero hoy los como sin problema. Y la comida gourmet también, ¡pero me resulta poca! Le ponen una hojita muy bonita pero llegás a tu casa y tenés hambre…
12- Depende. Creo que llamo al auxilio. Me fascinan los autos. He salido fuera de la provincia para ver carreras de Turismo Carretera. Con Sergio lo compartimos. Depende, si es algo que yo lo detecte y veo que se puede solucionar, sí meto mano. Pero no soy mecánico. Normalmente cuido mucho los autos.
13- Mi viejo tenía un apellido reconocido en Pocito porque mi padre vivió toda la vida allá. Nosotros nos pegamos ahí, empezamos a trabajar porque nos gustó. Como que los tres nos fuimos haciendo. Nos sirvió mucho la gestión de mi viejo, que a lo largo del tiempo se identifica con el apellido.

Comentarios