ufi cavig

Otro médico sanjuanino fue denunciado por abuso sexual: una paciente sería la víctima

Este es el cuarto profesional de la salud que queda en la mira de la justicia, en lo que va del año. Qué dijo la denunciante y cómo habría sido el supuesto hecho.
viernes, 30 de julio de 2021 · 15:26

Un médico oftalmólogo que atiende en una conocida clínica sanjuanina fue denunciado por abuso sexual en la Justicia y quien lo acusó fue una paciente que habría sido atendida por él. Según informaron fuentes judiciales, la presunta víctima se presentó en la UFI CAVIG y contó que el profesional se propasó con ella. 

La mujer que lo denunció -de 48 años- el jueves último en la sede judicial, situada en Alem y Rivadavia, contó que la manoseó y que intentó besarla dentro de un consultorio. Por la secuencia, la denunciante dijo que se lo quitó de encima, que discutió con él y que se marchó de la clínica. Ofuscada por lo sucedido, decidió radicar la denuncia que podría impulsar una investigación judicial. 

Si bien desde la justicia aún no confirman que haya pruebas concretas contra el oculista, que sería una conocida figura, la versión de la denunciante lo complica. Los fiscales deberán indagar y definir si lo acusan o no, por lo que por el momento permanece en libertad

Lamentablemente, este tipo de denuncia se repite por cuarta vez en lo que va del año, ya que hubo tres médicos sanjuaninos que quedaron en la mira de la Justicia. El primero de ellos fue José Andrés Navarro, un médico clínico que también fue denunciado por un presunto abuso sexual. Una paciente que había sido atendida por él en una clínica privada lo acusó de manosearla y de intentar besarla. Fue por ello que quedó detenido, pero luego de ser imputado por abuso sexual gravemente ultrajante quedó en libertad bajo fianza. 

El segundo denunciado fue el ginecólogo Matias Moretti, a quien le dictaron 60 días de prisión preventiva luego de ser acusado de violar a una joven en su domicilio. La presunta víctima había sido su paciente cuando era menor, al menos eso fue lo que contó, y después mediante las redes sociales se volvieron a contactar y, en un encuentro, el especialista en obstetricia la habría obligado a mantener relaciones. 

A fines de junio de este año, otro médico fue denunciado. Nunca trascendió su nombre ni dónde trabajaba, pues los investigadores guardaron bajo siete llaves su identidad. Es que aún no había una instrucción avanzada y por ese momento recaudaban pruebas para armar el caso. 

 

 

 

Comentarios