Presunto caso de violencia de género

“Si me dejás, me mato”, las supuestas amenazas por las que un policía quedó preso

El acusado es un agente que fue denunciado por su mujer, quién dijo que vivía atormentada por sus intimidaciones. Aseguró que el muchacho se ponía el arma en la cabeza y hasta se gatillaba, que también hizo disparos al aire.
jueves, 18 de febrero de 2021 · 22:28

En una ocasión se puso el arma en su cabeza y gatilló, sin que la bala saliera. En otra, largó tiros al aire. Y la última vez, volvió a encañonarse en la sien. Esto es lo que supuestamente hacía un agente de la Policía de San Juan para aterrorizar a su mujer e impedir que lo abandonara. Ella se cansó de las amenazas, lo denunció y el muchacho terminó preso.

Hay quienes afirman que el caso del agente Nicolás Varela Ponce, de 24 años, es otra forma más de violencia de género, revelaron fuentes judiciales. La abogada Dorita Aguiar, su defensora, afirma por el contrario que todo es mentira y que el joven “está preso porque es hombre y policía. Lo prejuzgan sólo por ser policía”. Lo cierto es que pesa una grave imputación en su contra: la de supuestas amenazas agravadas por coacción con el uso de arma de fuego, en una causa penal que se inició el 23 de enero último a raíz de una denuncia en el Centro de Abordaje de Violencia Intrafamiliar y de Género, más conocido como CAVIG.

La que hizo la denuncia fue la entonces pareja de Varela Ponce, una chica que aseguró que vivía con miedo por las constantes amenazas del policía para que no rompiera la relación. Ambos tienen un hijo en común y llevaban varios años de pareja. Sin embargo, en el último tiempo aparecieron los problemas y empezaron a hablar de separación, en ese contexto surgieron las supuestas amenazas por parte del agente, según fuentes judiciales. La chica, que es estudiante y vende cosméticos, contó tres episodios violentos que la hicieron entrar en la desesperación.

Tres episodios

Denunció que en una oportunidad que fueron a comer un asado a la casa de sus padres, en Jáchal, el policía se emborrachó y discutieron. Según versiones, ella aseguró que, en medio de la pelea, extrajo su arma de fuego y se gatilló en la cabeza, pero el disparo no salió. Relató que otro hecho fue en ocasión que volvían en auto del Norte y que, también producto de una discusión, el policía sacó su pistola reglamentaria y efectuó tiros al aire en el camino. Además, contó que hubo un último episodio en la casa que compartían en Rawson, donde el policía volvió a ponerse el arma en la cabeza. En todos los casos, le decía que “si me dejas, me mato…” o “si no estás conmigo, no están con nadie”, revelaron fuentes judiciales.

En principio, la causa fue calificada como amenazas simples, pero el fiscal Renato Roca pidió ajustar la imputación por la de amenazas agravadas por coacción con el uso de arma de fuego. Esto porque, supuestamente, la intimidaba con las amenazas de matarse, todo para impedir que la mujer se separara. La jueza que estaba a cargo del Quinto Juzgado de Instrucción entendió que la situación era alarmante y existía un peligro para la denunciante y otros, fue por eso que ordenó detener al agente Varela Ponce y le secuestraron el arma. Esto se concretó el 27 de enero último. Al policía lo apresaron en su trabajo, en la Seccional 27ma con asiento en el barrio Aramburu en Rivadavia, y desde entonces permanece preso en los calabozos de la Unidad Operativa Chimbas Sur, señalaron fuentes judiciales.

Dorita Aguiar, su defensora, afirma que la denuncia es falsa. “En la misma denuncia no hay ninguna pauta que determine que hayan existido amenazas y coacción. La calificación que hizo el fiscal es incorrecta por donde la miren. No hay pruebas de nada. Los padres de la denunciante la desmintieron. Es la versión de ella y mi cliente fue prejuzgado por ser hombre y policía”, expresó la letrada.

La abogada pidió la excarcelación del policía, pero el planteo fue rechazado. El fiscal Roca solicitó que hagan pericias psicológicas al policía para conocer el grado de peligrosidad para terceros. La defensora, por su parte, aseguró que presentó el informe de un psicólogo particular que asistió al policía y dice que corresponde liberarlo.

 

Comentarios