Caso Jorge Zeballos

La familia del profesor jachallero quiere que investiguen a fondo su muerte

La sospecha es que murió por sobredosis en medio de una fiesta de amigos en una casa de Jáchal, donde supuestamente hubo abundante alcohol y drogas.
jueves, 21 de enero de 2021 · 23:18

Los padres del profesor de educación física que murió días atrás en una fiesta con mucho alcohol y supuestamente droga en Jáchal, quieren que se investigue a fondo para saber qué pasó esa noche y cómo realmente se produjo su deceso. Fuentes judiciales aseguraron que ya hicieron una presentación para que los reconozcan como parte querellante en el caso, que todavía deja abiertos algunos interrogantes.

La muerte de Jorge Sebastián “El Cebolla” Zeballos causó mucha sorpresa. Tenía 35 años, era profesor de educación física, preparador físico de equipos de basquet y en teoría no sufría de enfermedades. Pero, por otro lado, se instaló la versión que era conocido que padecía adicción a las drogas y el gusto por la vida nocturna, dijeron fuentes del caso.

La madrugada del domingo 10 de este mes, Zaballos participó de una fiesta o un encuentro de amigos en una casa del barrio Jardín Policial en la villa cabecera de Jáchal. Venía de “caravana” desde el mediodía, según testimonios recogidos por la Policía. Lo que pasó esa noche, no está claro.

Lo poco que se supo a través de las versiones de las 8 personas –entre ellos dos mujeres y un médico- que estuvieron en la casa de dos hermanos conocidos como “Mococha” y “Chori” Carrizo, es que esa madrugada pusieron música, que hubo mucho alcohol y que consumieron estupefacientes. Uno de los amigos reconoció que “El Cebolla” Zeballos le invitó cocaína.

También estuvo su pareja o novia. Versiones judiciales indican que el ahora fallecido estuvo en una habitación con alguien. Que más tarde sufrió un ataque de nervios, que forcejeó con algunos de los presentes y empezó a tener convulsiones. Supuestamente lo llevaron a la cama y ahí murió.

Todo esto habría ocurrido entre las 6 y 7.30 de la mañana de ese domingo, lo extraño es que recién a media mañana pidieron una ambulancia y llamaron a la Policía, según fuentes judiciales y policiales. Ya se encontraba sin vida. Estaba semi desnudo y con una marca, tipo mordiscón, en el pecho. Su slip o bóxer se encontraba a la altura de la rodilla, según trascendidos judiciales. Esa mañana todos fueron trasladados en calidad de arrestados a la comisaría y liberados al día siguiente después de prestar declaración.

El primer informe de la autopsia señaló que el profesor murió por un paro cardiorrespiratorio, pero no reveló la verdadera causa de su deceso. No tenía heridas mortales ni fracturas. El juez Eduardo Vega, de turno en la Segunda Circunscripción Judicial con asiento en Jáchal, ordenó que se haga el análisis toxicológico. Esos resultados todavía no se conocieron, pero la sospecha es que murió producto de una mezcla de alcohol y droga. Por eso se habla de sobredosis.

El padre, un gendarme retirado, y su madre desconocen si Jorge consumía droga. Y no saben qué sucedió realmente esa noche. Por eso contrataron al abogado César Jofré para que los represente como querellantes en la causa. Es de suponer que quieren saber cómo se desarrollaron los hechos, qué consumieron, de qué murió su hijo, quiénes estuvieron allí y qué hizo cada uno de los presentes.

Comentarios