EN CAUCETE

A milímetros de la muerte: el relato de un testigo clave del disparo que recibió la joven en su cabeza

“Quiero pensar que fue un accidente” es lo que repite una y otra vez Ricardo Manrique, padre de Rosana Natalí Cabrera, la joven embarazada de 8 meses herida por una bala en su cabeza. Ella ahora está internada y deberá ser intervenida quirúrgicamente.
lunes, 8 de junio de 2020 · 13:56

Ricardo Manrique, papá de Rosana Natalí Cabrera, la joven de 19 años embarazada que recibió un disparo en su cabeza este domingo en la noche, habló con Tiempo de San Juan y expresó, entre otras cosas, que todavía no puede creer lo que pasó.

Él estaba ahí, a un metro de distancia de su hija, ambos esperando la sopa que Gilda -madre de Rosana-, cuando de la nada hubo una explosión. “Yo pensé que había explotado el celular de mi hija, pero no”, es lo que dice pensativamente Ricardo y a la vez emocionado. Está confundido y no sabe expresar que pasó después, y siguió: “Solo la agarré a ella, la metí al auto y la llevé al hospital de Caucete”.

Su hija nunca perdió el conocimiento, pero su herida era grave: la bala estaba incrustada en su cabeza. A pesar de la herida, no se la consideró de gravedad y se la dejó internada a la espera que fuera intervenida quirúrgicamente para extirparle la bala calibre .22. "Hasta que no salga y la tenga aquí al lado mío no voy a estar tranquilo", expresó Ricardo.

Pero cómo llegó este proyectil a la cabeza de Rosana, que está embarazada de 8 meses y de una nena; según explicó Manrique, estaba en su casa y había escuchado algunas explosiones (los disparos que sus vecinos estaban haciendo), pero él nunca se le pasó por la cabeza que una bala iba a entrar a su casa, y fue lo que ocurrió. Después, de que volvió del hospital se enteró lo que pasó, le dijeron que varios sujetos en la vivienda de al lado (a unos 50 metros) estaban desde temprano haciendo puntería a un palo con un fusil; al parecer una de esas balas rompió la madera, pero la trayectoria siguió, traspasó la pared e impactó en la joven mamá.

Lugar por donde ingresó la bala en la pared de machimbre.

“La bala apenas tocó la cabeza mi hija y se le quedó incrustada en el cuero cabelludo (en la zona de la nuca). De pedo no tocó el cráneo, pero si hubiese sido unos milímetros más adentro, seguro la mataba, iba a ser una doble tragedia”, explica apenado Ricardo Manrique.

A pesar de la bronca, desesperación y tristeza que siente, está avergonzado por lo que pasó, porque uno de los ahora detenidos por este caso, es su hermano. “Yo solo quiero pensar que fue un accidente. Fue una total imprudencia e irresponsabilidad lo que hicieron, pero espero que haya sido un accidente y no con otra finalidad."

“En el lugar no estábamos solo nosotros, habían niños. No sé por qué habrán disparado para este lado, si pueden hacerlo para otros, si hay solo campo”, finalizó.

Ahora la investigación del hecho está en manos de comisaría 9na y de la Brigada de Investigación. Por el momento hay tres detenidos y fueron identificados como Roberto Pereyra (46), Nelson Figueroa (30) y el tío de Rosana, el señor Rodolfo Manrique de 37 años. En el lugar del hecho se secuestró una carabina calibre 22 marca Battan Super, un cargador y 62 cartuchos del mismo calibre.  

 

Comentarios