grave acusación

Oficial: separan de su cargo a policías denunciados por presunto abuso contra dos menores

Fuentes del caso confirmaron el caso e informaron que los implicados que aún no han sido del todo individualizados fueron apartados de sus funciones. Serían 4 agentes de la Comisaría 25º.
lunes, 18 de mayo de 2020 · 10:53

Cuatro policías de la Comisaría 25º están en la mira de la justicia luego de quedar involucrados en un presunto abuso sexual contra dos menores de 14 y 15 años y por ese motivo fueron separados de su cargo, mientras se investiga la grave acusación que pesa sobre sus hombros. 

Las madres de las dos niñas denunciaron en el Centro ANIVI que sus hijas fueron víctimas de agresiones sexuales por parte de los funcionarios policiales y de un sujeto que trabaja en una empresa de seguridad privada, en la casa de este último el sábado por la madrugada.

Según indicaron fuentes judiciales, las menores confesaron que mantuvieron relaciones sexuales con los adultos a quienes conocieron en un supuesto operativo policial. La chica de 14 años contó que, a bordo de un patrullero policial, el oficial la entrevistó porque estaba circulando por la calle y le pidió los datos personales. Lo más extraño que dijo fue que también le solicitó el número de teléfono. 

La niña habría asegurado a su madre que luego de mantener conversaciones por mensaje se encontraron en la casa del guardia de seguridad, de nombre Braian, y compartieron un encuentro íntimo con los sujetos. Por ese motivo, se dirigieron a la Comisaría Leiva a radicar la denuncia y desde la sede policial las derivaron al centro especializado para estos casos, ANIVI. 

Autoridades de la Subsecretaría de Control de Gestión informaron a Tiempo de San Juan que si bien no se ha individualizado del todo a los agentes implicados en el hecho, se decidió apartar de sus funciones a los agentes que desempeñan tareas en la seccional con jurisdicción en Rawson, como medida preventiva. Además se les abrió a cada uno de ellos un sumario administrativo de la Policía.

Tras confirmar el caso, explicaron que por el hermetismo que sugiere la instrucción de los hechos -dado que son menores las presuntas víctimas- resulta complejo dar a conocer los nombres de los denunciados por el momento. "Estamos en ese punto de definir los responsables. Tomamos conocimiento el mismo sábado y desde ese día estamos ocupándonos de indagar", dijeron. 

El tío de la más chica ofreció detalles de la situación a los micrófonos de Estación Claridad: "El 30 de abril mi sobrina caminaba por la calle (en un barrio de Rivadavia) cuando iba a comprar, cuando fue interceptada por los policías que le pidieron el nombre y el número de teléfono. El 13 de mayo, uno de ellos le mandó un mensaje que decía 'hola hermosa' y empezaron a hablar hasta que se encontraron". 

Acorde a la versión del familiar, las niñas dijeron que tendrían un pijama party en una casa de La Bebida pero sobre las 2 de la mañana descubrieron que habían mentido. "Abusaron de mi sobrina y su amiga. Estuvieron en una casa de Pocito. Hubo sexo, drogas y alcohol. No se van a dar cuenta que eran menores. No quiero que esto quede impune, es muy grave", sostuvo. 

El hermano de la madre de la niña de 14 contó que su sobrina quedó internada en el Hospital Rawson para ser sometida a los estudios y tratamientos debidos. Allí se le realizó el control de infecciones de transmisión sexual, se le dieron anticonceptivos y un médico legista constató que no tuviera lesiones compatibles con una violación. 

Aunque la relación sexual haya sido consentida, el hecho de que haya menores involucradas refiere a un delito penado por la ley. En principio sería estupro lo que la justicia investiga, la cual -según el tío- cuenta con pruebas contundentes como los mensajes del teléfono celular que quedó a disposición de ANIVI. 

 

 

 

 

Comentarios