simulador made in San Juan

De película: el día que desenmascararon al 'poli trucho' sanjuanino

Un día como hoy, pero hace tres años atrás, quedaba al descubierto la historia de un joven que fingió ser policía para cobrar adicionales y hasta le mintió a su propia familia. Increíble.
miércoles, 1 de abril de 2020 · 16:25

Dicen que la realidad supera a la ficción y, en este caso, quizás la historia que involucra a un joven sanjuanino no llegó tan lejos pero sin dudas se equipara con cualquier relato de película. Es que el protagonista simuló ser un policía para cobrar adicionales e incluso engañó a su propia familia, hasta que fue desenmascarado un día como hoy. 

El 1 de abril de 2017, una de sus víctimas le contaba a Tiempo de San Juan cómo había descubierto que había sido estafada por un muchacho que aseguraba ser parte de la Fuerza, algo que no sólo le hizo creer a sus vecinos sino también a su esposa, familiares y amigos. Increíble. 

Leandro Pedernera fue catalogado como el 'poli trucho' sanjuanino, tras fingir que era un oficial recibido de la Escuela de Policía de San Juan pero que terminó preso por estafador y, paradójicamente, quedó del otro lado de las rejas.   

Una vecina y propietaria de una distribuidora de bebidas de Capital, Mónica Sánchez, relató que el supuesto oficial les había estado cobrando por custodiar su negocio con un arma de juguete. "Yo a él lo conocía porque era mi vecino, era normal verlo vestido de policía, bajarse del colectivo con uniforme”, contó la mujer que luego lo contrató por miedo ser blanco de asaltos y agregó: "Le dije que si nos podía cuidar el negocio y que le pagábamos como un adicional".

Leandro Pedernera, el joven simulador 

Todo seguía con su curso natural hasta que un día, el comercio fue víctima de un robo durante la extraña ausencia del protector uniformado, por lo que decidieron ir a buscarlo a la Central de Policía. Él mismo les había dicho que lo fueran a buscar allí, si necesitaban algo urgente, pues trabajaba en el D2 (División Inteligencia). Sin embargo, cuando recurrieron hasta la sede de calle Entre Ríos se llevaron la sorpresa. 

"Nunca nos imaginamos que el arma era de juguete. Una vez que pusimos la denuncia vino la Policía a allanar acá y estaba él ahí atrás, se lo llevaron preso”, detalló la víctima. El camaleónico personaje había sido detenido y por ello fue llevado a la justicia. Cuando los verdaderos uniformados allanaron el negocio de los Sánchez, encontraron una mochila con esposas, un arma de juguete de las que comúnmente usan los niños, con balines, y hasta una credencial del FBI.

"La Policía me dijo que estaba todo muy bien hecho, nosotros nunca nos dimos cuenta de nada”, relató la propietaria. Es más, después de que detuvieron al oficial estafador, la esposa de Pedernera se comunicó con los engañados a través de mensajes de texto para pedir perdón. "Te pido disculpas por el momento que pasaste, yo no sabía que no era policía”, le dijo.

Pedernera tenía montada toda una logística para que su engaño no fuera descubierto y, según la denunciante, en muchas oportunidades les pidió que lo acercaran hasta la Central de Policía. "Ahí el se bajaba del auto, nos decía que entraba a trabajar a las 22”, cerró. 

 

 

Comentarios