policiales

Motochorros sanjuaninos: diferencias y similitudes de dos casos signados por la muerte

El caso del joven que arrebató una mochila y falleció en un siniestro vial en Santa Lucía recuerda a un evento ocurrido en San Juan en el 2007. Detalles impactantes de hechos similares con finales distintos.
viernes, 30 de octubre de 2020 · 12:16

El pasado jueves en la tarde dos sujetos que le arrebataron la mochila a una joven tuvieron un accidente mientras huían y chocaron contra un árbol en las inmediaciones del barrio Kennedy, en Santa Lucía. Fue así que uno de ellos murió por las serias lesiones que presentó y la otra persona pelea por su vida con un panorama complicado en el Hospital Rawson. Se trata de Leonardo Cabanay y Francis Merlo, que habían arrebatado las pertenencias a una chica de apellido Vera y perdieron el control cuando escapaban.

Dicho evento recuerda a lo ocurrido en la zona de Concepción en el año 2007, con dos sujetos que le arrebataron la cartera a una mujer y terminaron impactando contra un colectivo perdiendo la vida en plena fuga. En aquella ocasión el caso fue igual de resonante con la muerte de los ladrones Héctor Eduardo Sarmiento, alías “D´Angelo” o “El Puntano”, y Martín Alberto Camargo, apodado “El Lechuzo”. Porque aunque zafaron muchas veces de la Policía, no pudieron esquivarle a la tragedia la tarde noche del 19 de diciembre de 2007 cuando un colectivo los arrolló en plena fuga y sus cortas vidas quedaron selladas. Uno murió a los 9 días en el Hospital Guillermo Rawson y el otro falleció al día siguiente en el mismo nosocomio.

La primera similitud está en el asalto cometido bajo la misma modalidad. Un robo ocasional en la calle a una víctima mujer. En tanto que las diferencias están en la forma en que terminaron los hechos. En el caso ocurrido el pasado jueves el deceso de Leonardo Cabanay se dio a la brevedad de haberse producido el siniestro. En el nosocomio le diagnosticaron neumotórax y politraumatismo grave. La gravedad de su cuadro se complicó y en la madrugada del viernes murió. En tanto, Merlo, se encuentra en grave estado.

En el caso ocurrido en 2007, el más delicado era “D’Angelo” que había perdido masa encefálica producto del violento golpe. Encima debieron amputarle parte de la pierna izquierda porque la tenía destrozada y no pudieron salvarla. “El Lechuzo” aparentaba estar menos complicado e incluso abandonó la terapia intensiva por varios días. 

Fue en la siesta del viernes 28 de diciembre de ese año, que “D’Angelo” murió en una cama de la terapia intensiva del Rawson. Su amigo siguió el mismo camino al poco tiempo. Si bien había experimentado una leve mejoría, después se descompensó y entró en un estado crítico. Al día siguiente del fallecimiento de su amigo, el sábado 29 de diciembre, también dejó de existir. 

Más de

Comentarios