Tremendo

Falleció el nene presuntamente abusado por su padre en Chimbas

El pequeño estaba internado en Terapia Intensiva en el hospital Rawson, en estado vegetativo. Su padre está detenido por la golpiza que lo dejó en ese estado. Luego, descubrieron que posiblemente lo abusaba.
jueves, 23 de enero de 2020 · 09:10

Durante la noche del pasado miércoles, falleció el pequeño de 4 años, identificado como Exequiel Matías Cuello, que se encontraba internado en el sector de Terapia Intensiva del hospital Rawson, en estado vegetativo. Se encontraba en el nosocomio desde el pasado lunes 9 de diciembre, día en que sufrió una terrible golpiza, presuntamente por parte de su padre. La causa de muerte sería un paro respiratorio.

Fue un caso que conmocionó a San Juan no sólo por la paliza del padre que lo dejó en ese estado, sino también porque luego se descubrió que tenía signos de haber sido violado y que su padre era el principal sospechosos de esos vejámenes. Si bien el hombre está siendo investigado por ambos delitos, la golpiza fue lo que lo llevó a estar detenido en un primer momento. Actualmente, está en el Penal de Chimbas.

También fue un escándalo por las mentiras de su propia madre en cuanto a lo ocurrido. Fuentes hospitalarias indicaron que fue un equipo interdisciplinario que trabajó con la mujer y que la indagaron en distintas oportunidades. La mujer la primera vez habría declarado que ese día llegó a su casa, en la Villa del Sur, en Chimbas, lo vio "mal" y lo metió  a bañar. Luego, en una segunda entrevista contó que fue su pareja, y padre del chiquito, quien lo había metido a bañar, que se le resbaló de sus manos y se golpeó la cabeza.

Luego, en la Policía sostuvo la versión de que el nene estuvo haciendo sus necesidades y que, al terminar en vez de limpiarlo, prefirió meterlo a bañar. Apenas sintió el agua, según su madre, se empezó a mover, trastabilló y se golpeó en la cabeza. Dijo que lo levantó y que no tenía una lesión grave, por eso lo cambió sin problemas y que el niño se quiso ir a dormir.

Posteriormente, sobre el mediodía de ese lunes, lo quiso despertar pero el pequeño no reaccionaba. Fue en ese momento que decidió llevarlo de urgencia hacia el hospital Rawson. Al ingresar, los médicos sospecharon de una maltrato y, cuando lo examinaron, evidenciaron lesiones en sus partes íntimas, típicas de un abuso sexual.

El juez Guillermo Adárvez, del Tercer Juzgado de Instrucción, ordenó detener al padre del chiquito ya que la investigación apuntaría a él como el principal sospechoso. Los familiares del chiquito habrían afirmado que el nene le tendía rechazo al padre. Dijeron también que al pequeño no le gustaba. El detenido está sospechado de abuso sexual contra su propio hijo.

Comentarios