Bajo la lupa

Salud Pública investiga dos empleadas infieles y lleva el caso a la Justicia

El Ministerio descubrió presuntas irregularidades con el pago de matrículas profesionales y apunta a dos administrativas.
martes, 27 de agosto de 2019 · 09:09

Comprobantes con grosera cantidad de sellos llamaron la atención del encargado del área del Ministerio de Salud donde todos los profesionales sanitarios pagan un arancel para gestionar la matrícula. Entonces se puso a mirar con detenimiento y descubrió una maniobra irregular que apunta en principio a dos empleadas y que hoy mismo la ministra de Salud Pública prevé denunciar en la Justicia.

El caso lo confirmó a Tiempo de San Juan el secretario técnico de Salud Pública, Roberto Correa, quien prefirió no dar detalles ya que todo está bajo investigación de sumario pero dijo que “la semana pasada se empezó a estudiar la posibilidad de una irregularidad, se han reunido algunas pistas que hacen presumir que se habría cometido una irregularidad” y estimó que este mismo martes se hará la denuncia para que investigue la justicia.

La maniobra que se investiga involucra al menos a dos empleadas del área con acceso directo al trámite de pago de matrícula que hace cualquier profesional que al inscribirse hoy debe pagar 1.200 pesos. Se sospecha que ellas le ofrecían a los que iban a hacer el trámite, que son médicos, kinesiólogos, farmacéuticos, bioquímicos y otros profesionales, que ellas se ocuparían del pago, ahorrándoles a ellos tener que pasar por el banco, y recibían la plata. Al parecer, incorporaban al expediente el comprobante de pago, pero usaban troqueles antiguos y los cubrían de sellos para taparles la fecha. Eso llamó la atención del coordinador del área y abrió el sumario interno.

Lo que se logró detectar es que había pasado en un día, por la suma total de 4.800 pesos, pero las autoridades temen que la maniobra podría venir de hace mucho tiempo y sería como un robo hormiga, con mucho más dinero involucrado que no entró a las arcas estatales sino al bolsillo de las empleadas. Eso lo determinará la justicia, que podría actuar por el delito de defraudación contra la administración pública. Al igual que si hay más involucrados en esta irregularidad. En esa oficina del Centro Cívico hay un gran revuelo por este caso.

Las empleadas apuntadas en esta instancia inicial son administrativas de planta permanente y con antigüedad en el cargo. Hasta este lunes fueron a trabajar normalmente, indicó Correa. No obstante, este martes serían notificadas de su situación y la ministra aplicaría una suspensión de tareas mientras dure la investigación.

En Salud Pública no creen que los profesionales hayan actuado en connivencia con las empleadas de mala fe, sino que también habrían sido engañados. La recaudación por las matrículas va a Rentas Generales y el comprobante se adjunta a la carpeta de tramitación de manera tal que el no pago nunca iba a saltar de otra manera que no fuera detectándose desde adentro de la oficina, que fue lo que sucedió.  

Antecedentes

No es la primera denuncia del Ministerio contra empleados en esta gestión. El caso  más cercano es el que investiga la Justicia por presuntas irregularidades en el uso de combustibles de movilidades oficiales, que tiene a dos empleados bajo la lupa sospechados de haber comprado nafta para sus autos particulares con la tarjeta del Estado, por un monto de alrededor de 200 mil pesos.  

Desde el Ministerio de Educación también ha habido acciones en este sentido, como por la falsificación de títulos y certificaciones de finalización del secundario, que ya están denunciados en la Justicia.

Comentarios