Cuarto Juzgado de Instrucción

Preventiva para los dos acusados de la violación en el taller

Están acusados de engañar a una chica y llevarla a un galpón electromecánico de Rawson, donde uno de ellos la ultrajó sexualmente. El otro supuestamente colaboró en la maniobra.
sábado, 25 de mayo de 2019 · 17:01

Raúl Maximiliano Vargas, de 27 años, y Juan Servando, de 30, quedarán por un largo tiempo en el penal. El juez Martín Heredia Zaldo los procesó y le dictó la prisión preventiva por la violación de su amiga en un taller de Rawson, hecho ocurrido el 10 de mayo último.

Fuentes judiciales indicaron que, el viernes último, el juez del Cuarto Juzgado de Instrucción notificó a Vargas y Servando sobre el auto de procesamiento. A uno como autor material del delito de abuso sexual con acceso carnal y al otro como participe principal en el mismo delito.

La presunta víctima, que es mamá y tiene 22 años, denunció que ese día recibió un mensaje  proveniente del celular de Raúl Maximiliano Vargas. En realidad, el mensaje daba a entender que la que escribía era su amiga, la novia de este hombre, quien la invitaba a que fuera a Rawson a tomar algo con su novio –por Vargas- y Juan Servando. Incluso le aseguraba que le pagaban el remis para que los acompañara. Como la chica los conocía y eran “amigos”, dejó a sus hijos al cuidado de su madre y  partió en un auto de alquiler rumbo a la esquina de República del Líbano y Urquiza, Rawson, lugar del encuentro. Cuando la muchacha llegó al lugar, a los únicos que encontró fue a Vargas y Servando. Ella preguntó por su amiga, pero éstos respondieron que estaba en el taller Electromecánico Andino –donde trabajaba Vargas- y que ahí los esperaba. Entonces los tres fueron a ese taller ubicado en calle Urquiza al 226 Sur. Sin embargo, apenas entró la víctima notó que su amiga no estaba.

Vargas le dijo que su amiga se encontraba en la planta alta. Fue así que la joven subió, pero una vez que estuvo arriba fue atacada por este último sujeto, quien le puso un cuchillo en el cuello, la hirió y golpeó para obligarla a tener sexo. También le destruyó el teléfono celular y finalmente consiguió violarla. En eso también le dijo que ya subía su amigo, dándole a entender que iba a ser sometida por su amigo.

Esto último finalmente no sucedió. A posteriori la chica fue liberada por el principal acusado e intentó salir. Lo que afirmó es que pidió a Servando que abriera el portón, pero éste no le contestó. Luego ella sola encontró la llave, abrió el portón del taller y escapó con algunas prendas en la mano. Afuera pidió ayuda a un remisero y junto fueron a la Seccional 24ta a radicar la denuncia.

Comentarios