Un exhibicionista y abusador incorregible

El supuesto pervertido sexual que acumulaba 6 causas y estaba libre

Es un hombre de 49 años que cayó preso días atrás tras mostrar sus genitales a dos niñas. Cuenta con un historial de 6 procesos penales anteriores por hechos similares y en todos los casos quedó en libertad.
jueves, 16 de mayo de 2019 · 13:44

Tiene la mala fama de pervertido sexual y desde 1997 hasta 2018 acumuló 6 procesos penales por presuntos delitos de abuso y exhibicionismo. Lo insólito es que el sujeto andaba libre y días atrás volvió a caer preso, otra vez por sus acostumbradas obscenidades: por bajarse el pantalón y mostrar sus genitales de dos niñas.

El caso de Oscar Alberto Alamo, de 49 años, desató la bronca en la Policía en razón de los graves antecedentes de este chimbero que de una u otra forma siempre logró salir airoso de la justicia. Lo único que esperan ahora es que el juez Martín Heredia Zaldo, que tiene la última causa contra Alamo iniciada el 10 de este mes, no lo deje en libertad como en los casos anteriores.

Alamo fue apresado el viernes último alrededor de las 22, tras chocar en moto mientras trataba de escapar. Lo denunció una joven madre que denunció que minutos antes caminaba junto a su hija de 12 años y una amiguita de ésta por calle Colón, cerca de Sarmiento,  Santa Lucía, cuando vieron algo desagradable. Las niñas, que iban metros más adelante, se toparon con este sujeto -que permanecía parado al lado de una moto- que se bajó el pantalón y empezó a tocarse los genitales con claras intenciones de que las chicas lo miraran. Al darse cuenta de la situación, la mamá ordenó a las niñas que se cruzaran de vereda y entraron rápido a un almacén. Ahí pidieron ayuda al dueño del comercio, que salió corriendo para ver si agarraba al exhibicionista, que en ese instante ya huía en moto. Igual no se fue muy lejos, dado que al llegar a la intersección de las calles Colón y Sarmiento chocó contra una camioneta. A los minutos apareció una patrulla policial y la gente hizo detener al sospechoso.

Más tarde supieron que se llamaba Oscar Alberto Alamo, que se domiciliaba en Villa Unión, Chimbas, y que contaba con un largo historial por sus supuestas perversiones, pero ninguna condena. Fuentes policiales revelaron que este sujeto carga con un proceso penal en el Primer Juzgado Correccional desde mayo de 1997 por un hecho de exhibicionismo cometido en Rivadavia. También otra causa iniciada en enero de 2002, por un presunto abuso sexual en Rivadavia, en el Segundo Juzgado de Instrucción. Existe otro proceso en el Segundo Juzgado de Faltas de agosto de 2013 por gestos obscenos y ofensa a la moral, cometido en Concepción, Capital. También en esa zona cosechó otra causa por supuesto abuso sexual simple, en septiembre de 2013, en la cual intervino el Primer Juzgado de Instrucción. En la larga lista de antecedentes de Alamo figura otro proceso penal en su contra en el Tercer Juzgado de Instrucción, de abril de 2017, por exhibicionismo obsceno en el departamento Rivadavia. Y otra causa en el mismo juzgado, pero de abril de 2018, por presunto abuso sexual. En los tres últimos casos, fue puesto en libertad bajo caución juratoria, comentaron jefes policiales. Ahora Alamo sumó la séptima causa y con tantos antecedentes lo más probable es que la fiscal Ana Lía Larrea y el juez Heredia Zaldo, del Cuarto Juzgado de Instrucción, finalmente lo dejen entre rejas.

Comentarios