Fallo en la Sala II de la tribunales

Muerte en la balacera: sorpresa por las duras condenas

Los defensores adelantaron que apelarán el fallo del juez José Atenágoras Vega contra los dos acusados por la muerte de la jubilada de Caucete. Ambos pedían penas menores.
martes, 14 de mayo de 2019 · 23:20

Si bien existía la posibilidad cierta de la condena, al parecer, nadie esperaba que el juez fuera tan duro con Carlos Martín Moreta y  Mauricio Herrera. Los 22 años y 20 años de cárcel, respectivamente, sorprendió a los presentes en la Sala II de la Cámara Penal y Correccional y en especial a los abogados defensores que pedían la absolución y, en el peor de los casos, pena menores.

La fiscal de cámara Marcela Torres no se apartó de la postura que mantuvo desde el principio y este martes a la tarde, durante los alegatos, pidió al juez que condenara a Moreta y Herrera por el delito de homicidio simple, agravado por el uso de arma. En ese sentido solicitó la pena de 23 años de prisión para el mayor de los hombres y 21 para su yerno. Esto porque entendió que quedó probado que ambos, junto con el hijo de Moreta –que espera su turno para el juicio-, portaban armas de fuego y eran los que efectuaban disparos la noche del 15 de mayo de 2015. Moreta padre efectuó tiros con un fusil y los otros con revólveres, relataron testigos. La representante del Ministerio Público también señaló que se actuó con una “violencia innecesaria” para amedrentar a otras personas, que sólo intentaban cubrirse detrás de una mora, y que pudo haber varios muertos, además de María Florencia Valdez, la jubilada de 66 años que recibió el balazo en su rostro. La mujer cerraba la ventana de su casa cuando recibió el tiro que horas más tarde le causó la muerte.

El defensor oficial Marcelo Salinas, que representó a Mauricio Herrera, sostuvo que en ningún momento hubo intención de matar por parte del joven y que su accionar ni siquiera podía encuadrarse en la figura de homicidio con dolo eventual. Por eso solicitó que cambiaran la calificación de homicidio simple por la del delito de homicidio culposo, que tiene penas de 1 a 5 años de cárcel.

Casi por el mismo lado encaró la abogada María Filomena Noriega, defensora de Moreta, que pidió lisa y llanamente la absolución de ese acusado. Aclaró que “para condenar debe haber absoluta certeza, que en este caso no existe. Si un mar de dudas”. En referencia a que en el debate no quedó claro quién fue el autor del disparo que terminó con la vida de Valdez y entonces no podían señalar a su cliente como el responsable de esa muerte. Remarcó que si le hubiese pegado un tiro con ese fusil le destrozaba la cabeza a la víctima. Pero de ser así, de señalarlo como responsable, a lo sumo que aplicaran la figura de abuso de arma y lo condenaran a la pena de 3 años de prisión. Por otro lado hizo reserva de que, caso contrario, presentaría un recurso extraordinario para apelar el fallo. Lo mismo hizo su par, el doctor Salinas.

Los acusados tuvieron su turno para hablar. Carlos Moreta fue directo: “soy tremendamente inocente. Sufro mucho por esa señora porque tenía la misma edad de mi madre. Y me está esperando una familia”.  Herrera prefirió guardar silencio. Después de un parate de media hora, la secretaria de la Sala II, la doctora Bernardita Beatrice de Iranzo leyó el veredicto del juez José Atenágoras Vega que condenó a Moreta a 22 años de cárcel y a Herrera a 20 años de prisión. En el fallo también se resolvió que se saque copia del expediente para que se investigue el delito de tentativa de homicidio en perjuicio de la familia Cataldo, los supuestos contrincantes de los Moreta y de Herrera en la noche del enfrentamiento.

Comentarios