detalles del conflicto

Le pegaron en el Penal ¿porque miró por demás al novio de otra interna?

Según pudo saber Tiempo de San Juan, el ataque contra la mujer que mató a su marido se habría originado por celos de otra presa. Una actitud habría desatado su furia.
martes, 14 de mayo de 2019 · 23:47

Después de que se conociera que la mujer que asesinó a su marido en 2017, recientemente condenada por la justicia sanjuanina, -Guadalupe Andrada- fuera atacada salvajemente por al menos otra interna del Penal el pasado domingo, y producto de la golpiza, debió ser trasladada hasta la enfermería del Servicio Penitenciario, trascendieron detalles del motivo que habría originado el incidente. ¿Fue por celos?

Según apuntaron fuentes cercanas a los hechos, lo que desató la furia contra la mujer que cumple la pena de 5 años de prisión por matar en defensa propia habrían sido los celos de la asesina más sanguinaria de San Juan, Rosa Videla, quien se encontraba recibiendo la visita de su novio.

Acorde al relato, una supuesta actitud irreverente de Andrada al mirar por demás -según Videla- a su novio desencadenó la violencia. Todo tuvo lugar en la sala de visitas del Penal, en el sector donde permanecen las mujeres en conflicto con la ley, mientras las internas eran visitadas por sus familiares y allegados.  

La asesina de Cristina Olivares, a quien le propinó 163 cuchillazos, entendió que la conducta de Andrada fue fuera de lugar y descargó su ira contra ella, lanzándose encima de quien no tuvo tiempo a defenderse y golpeándola con los puños cerrados hasta hacerla caer al suelo. Más indefensa todavía, le dio varias patadas hasta que los guardiacárceles intervinieron para separarlas.     

 

El brutal y repentino ataque no hicieron más que dejar severas consecuencias físicas en el cuerpo de la interna agredida, que fue de inmediato trasladada hasta el Servicio de Sanidad de la prisión. 

Guadalupe Andrada, la víctima del salvaje ataque originado por los celos de Videla

Tal y como apuntan otras versiones, de la paliza también habrían participado otras presas con reconocido historial delictivo, como el de la cómplice y amiga Noelia Corvalán, que cumple condena por el homicidio de Olivares como co autora del sangriento asesinato. Otros testimonios señalan a una tercera implicada: Karen Bajinay, la joven que quedó tras las rejas luego de citar a su amante en el Parque para tenderle una trampa y masacrarlo junto a otra persona. 

Por la agresión, la abogada de Andrada y su familia radicaron la denuncia en la Comisaría Piloto y solicitaron un hábeas corpus para que la víctima de la violencia de sus compañeras de pabellón resguarde su integridad física. 

Comentarios