menor abusada

Niña embarazada: la contención detrás de un caso que consterna al país

La niña está transitando un embarazo de 20 semanas producto del abuso sexual de su padrastro. Está contenida por psicólogos y médicos de Salud Pública. Los casos similares.
miércoles, 03 de abril de 2019 · 10:25

San Juan quedó horrorizada luego de que salió a la luz el caso de una menor de 11 años que se descompensó en su escuela, ubicada en el Médano de Oro. Cuando los médicos evaluaron el caso, comprobaron que la niña cursaba un embarazo de 20 semanas producto del abuso sexual de su propio padrastro, que según la menor la habrían sometido en varias oportunidades. Inmediatamente el hombre de 44 años, de apellido Castillo, quedó detenido y tanto la menor como su hermana de 5 años fueron asistidas por un equipo de Salud y el Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia.

“Nosotros tenemos bajo resguardo a la hermanita de 5 años, en tanto que la niña de 11 está contenida médica y psicológicamente en el Hospital Rawson. Así mismo estamos esperando resolución judicial sobre la posibilidad o no de una interrupción legal del embarazo” afirma Marcelo Bartolomé, quien es el Director de Niñez y Adolescencia del Ministerio de Desarrollo Humano.

 Los equipos médicos informaron que la salud de la niña no corre riesgos si se decide interrumpir el embarazo, pero la decisión será tomada después de evaluar y contemplar tanto la postura de la menor como de los profesionales que intervienen en el caso. En este sentido, la fiscal que intervine, Claudia Salica, confirmó que este miércoles declarará en Cámara Gesell, a la espera de una decisión.

El hermetismo que se mantiene en el caso es sumamente estricto teniendo en cuenta la sensibilidad del asunto, como así también las presiones que se generan por grupos opositores a la interrupción del embarazo de la menor de 11 años. Como así también quienes no quieren que la Justicia dé el visto bueno para resolver esta situación.  

Historias similares trascendieron hace pocas semanas en Jujuy y en Tucumán. En el primer caso, en enero, una menor de 12 años fue embarazada por un hombre de 60 años, pidió la interrupción legal del embarazo y le practicaron una cesárea a las 24 semanas de gestación, pero la bebé murió a los pocos días.

En tanto, en febrero, las autoridades de Tucumán dilataron una ILE a una nena de 11 años que quedó embarazada y le hicieron una cesárea en la semana 23 de gestación. El final fue el mismo: la beba murió pocos días después.

Los médicos que estuvieron a cargo de la operación fueron denunciados por organizaciones "celestes" a través de sus abogados. Por lo tanto, los antecedentes ya muestran las presiones que atraviesan este tipo de caso.

Comentarios