Batacazo

Mató a su marido, pero la Justicia la condenó con una pena menor porque lo hizo en defensa propia

Guadalupe Andrada, imputada por homicidio agravado por el vínculo, acabó con la vida de Juan Pablo Ojeda y este viernes conoció su sentencia.
viernes, 26 de abril de 2019 · 11:22

La mujer que asesinó a su marido después de un violento episodio ocurrido el 9 de julio de 2017, Guadalupe Andrada, fue condenada a 5 años de prisión efectiva después de que la Fiscalía pidiera 20 años y la querella prisión perpetua (35 años). Sin embargo, el tribunal de la Sala I de la Cámara Penal decidió dar lugar a los atenuantes y concluir que el homicidio agravado por el vínculo se produjo en defensa propia.  

Si bien se especulaba que la sentencia contra la imputada fuera similar a la que obtuvo Claudia Moya -quien asesinó a Martín Turcumán- que recibió 15 años, en circunstancias similares, la sorpresa fue para muchos que esperaban un monto mayor con la decisión del tribunal.   

La Fiscalía -a cargo de Marcela Torres- había solicitado una pena de 20 años de prisión para la imputada, alegando un cambio de calificación en la carátula atenuando el homicidio. Según la fiscal, la imputación actual es homicidio agravado por el vínculo y debería ser modificada a homicidio atenuado por circunstancias extraordinarias. Como alegó la letrada, "la imputada merece el cambio de carátula debido a la violencia física y psicológica a la que era sometida constantemente por su pareja, Juan Pablo Ojeda. Incluso, hasta el día del hecho lo padeció".

Por su parte, la querella, a cargo de Gómez, entendió que, si bien el consumo de alcohol y drogas era una constante en Ojeda, jamás se convirtió en una adicción. Por ello, no se debería atenuar la imputación por el consumo de alcohol y drogas. Por esto es que la querella fue dura con la homicida y decidió solicitar la máxima de la pena: reclusión perpetua.

Antes de conocer la condena, la mujer que asesinó a su marido Juan Pablo Ojeda y que fue sometida a un juicio oral y público en Tribunales pronunció sus últimas palabras con las que ejerció su defensa. Pidió perdón a la familia de su pareja ante el tribunal compuesto por los tres jueces Juan Carlos Caballero Vidal, Silvia Peña Sanso de Ruiz y Raúl Iglesias. "Perdón por la elección que tomé y perdón a toda la familia (de la víctima)", expresó. 

Insistente con su versión de que lo que hizo, lo hizo en defensa propia, Andrada manifestó: "Me ha golpeado en el estómago cuando estaba embarazada. Si he sufrido violencia; no tan sólo física, si no también mental". Esto definitivamente fue determinante para los magistrados  

Comentarios