duro revés

No todo se arregla con plata: rechazan el acuerdo del abogado acusado de estafa con sus víctimas

La Sala III de Tribunales desestimó la conciliación entre Marcelo Germán Mora y sus denunciantes, quien había prometido $175 mil pesos para extinguir la acción penal. El juicio se fijó para la próxima semana.
sábado, 23 de noviembre de 2019 · 09:09

El abogado sanjuanino acusado de estafa, Marcelo Germán Mora, recibió un duro revés de parte de la Sala III de la Cámara Penal que resolvió rechazar el acuerdo de resarcimiento económico con sus víctimas y fijar la fecha de inicio del juicio oral y público. Cuando se creía que el imputado se había salido con la suya al frenar el debate con $175 mil a los damnificados, a cambio de la extinción de la causa, desde la Justicia se dejó un claro mensaje: si hubo delito, hay que ir hasta el final de la cuestión. 

En ese sentido, no dio lugar a la extinción de la acción penal y programó el plenario para el próximo 26 de noviembre, a las 10 de la mañana. El Tribunal que descartó la conciliación consideró vinculante la opinión del fiscal de Cámara Roberto Mallea, que también se opuso a la concreción del acuerdo. El representante del Ministerio Público Fiscal sostuvo que "la pretensión no resulta procedente y debe ser rechazada por el excelentísimo Tribunal". 

Además de evocar precedentes judiciales en los que se revocaron los acuerdos, el fiscal remarcó que a pesar del consentimiento de los querellantes Oscar Saleme y Carlos Ferreyra, nadie puede asegurar que la suma ofrecida es suficiente como reparación integral del daño ocasionado. También señaló que no hubo en el proceso penal una actualización de los montos adeudados a los denunciantes y los $175 mil sean la suma correcta, pues se habla de 'reparación integral' del perjuicio.

Incluso, el fiscal indicó que la oferta económica debió darse durante la promoción civil y no al final del proceso penal, como último recurso para no llegar a juicio y no ser, en consecuencia, condenado: 

"Además de haber planteado la suspensión del juicio a prueba -ya rechazado por la Corte- y de haber impedido en reiteradas oportunidades el inicio del debate, viene ahora a promover la cuestión económica, cuando la acción penal está ya casi a punto de prescribir por el transcurso del tiempo; esta actitud sin lugar a duda se presentaría en el afán de demorar la celebración del juicio como modo de evitar una eventual condena".

Tal y como lo manifestó Mallea, la causa está cerca de prescribir. Precisamente, la fecha es el 3 de diciembre y por ello desde la defensa encarnada por Miguel Dávila Saffe se intentará extender los plazos hasta ese día, por lo que es probable que la decisión del Tribunal sea apelada y vaya a Casación. Si esta última instancia demora, el caso será archivado y Mora habrá zafado de la sentencia. 

Por qué fue procesado

Mora fue denunciado en 2007 por Saleme y Ferreyra. Ambos eran conocidos de Mora. Y aprovechando esa confianza,  el abogado vendió a Saleme un departamento del barrio capitalino de San Martín a 11.640 pesos en una transacción concretada en marzo de 2007. Semanas más tarde, Mora le vendió a Saleme otra casa, pero en el barrio Cerro Azul en Santa Lucía, al precio de 20.369 pesos, según el expediente. En abril hizo lo mismo con Carlos Ferreyra, a quien le vendió un galpón situado en Lateral de Circunvalación, en Capital, al precio de 26.287 pesos, según fuentes judiciales. En todo los casos, el abogado entregó recibos en concepto de “honorarios extra judiciales” con la promesa que luego les daría los recibos originales y les haría los papeles para la entrega de las propiedades. Esto nunca se concretó y los compradores jamás pudieron tomar posesión de los inmuebles, dado que las propiedades eran de otras personas y no estaban a la venta.

 

 

 

 

 

Comentarios