vivía como indigente pero...

Qué: ¿El israelí acusado de matar a su madre y su tía tiene empresas en San Juan?

El extraño personaje que acaparó los policiales nacionales, según Diario La Capital, no es lo que parece y todo se vuelve más confuso aún.
lunes, 28 de enero de 2019 · 15:56

Nicolás Gil Pereg, el israelí de 36 años que quedó detenido e imputado por el doble homicidio de su tía y su madre, no sería un indigente como su estilo de vida lo mostraba pues en los papeles es un hombre de negocios con empresas en diferentes provincias y una de ellas es San Juan, según publica Diario La Capital de Rosario. 

Extraño para relacionarse con el mundo, incluso con los medios de comunicación cada vez que un cronista intentaba hacer una entrevista con él, el extranjero que acaparó las noticias policiales nacionales que vivía en Mendoza, Guaymallén sería un empresario con dirección en unas 25 firmas y en la creación y conducción de las mismas, que serían fantasma, participó su tía Pyrhia Saroussy, asesinada junto a su hermana Lily Pereg.

Acorde a lo que sostiene el medio rosarino, sostiene: "Raro que una mujer israelí (por Saroussy) que vive en Australia funde empresas en Mendoza con un sobrino. Aunque Pereg figura como fundador y director de las firmas, luego las transfiere. Y nunca está solo". Asimismo, certifica: "Allí se abre un enorme menú de nombres y localidades, pues figuran personas de San Juan, Tucumán y de distintas localidades de Mendoza".

Según afirma el diario, las supuestas empresas de Pereg y Saroussy son diversas en cuanto a los rubros. Están radicadas en distintos domicilios. En los registros oficiales figuran como Tazar Sudamericana, Duglas, Moandor internacional, Toskar, Solmyr, Isra, Sandantal, Intelcom, Axsis, Zoran Americana, Rivenloft, Analand Compañía, Halon Argentina, Saifan, Loynis Point, Astral Latina, Rivenloft, Spaulding y otros 10 nombres más.

Los ingresos frecuentes que declaró Pereg eran las remesas que le enviaban desde Israel. El resto, en los papeles, configuran una suma de negocios de escaso capital y nula rentabilidad. Extraño es poco. 

El hombre que se hacía llamar Floda Reltih (inversión de las letras de Adolf Hitler) y nadie le conoció una actividad profesional o comercial que le justifique su pasar cayó preso después de que sus familiares que estaban desaparecidas fueran halladas sin vida, enterradas, el pasado sábado en el patio de su propiedad. Por ello fue imputado por la Justicia por los delitos de "homicidio agravado por el vínculo" y "homicidio simple".

Tras el hallazgo de manchas de sangre en la remera del imputado, se hicieron pruebas de ADN y los resultados arrojados fueron claves para proceder con su detención. 

Los cuerpos de las turistas fueron encontrados en el mismo lugar donde días atrás había posado para una foto ante los medios. Las hermanas israelíes estaban de vacaciones en esa provincia, en un departamento que habían alquilado en la Avenida España al 100. La madrugada del viernes 11 de enero, más precisamente a las 2:30, fue la última vez que se comunicaron con sus familiares. 

 

Comentarios