Habla desde la cárcel el boxeador acusado de homicidio del peluquero

Amílcar Funes, el campeón de boxeo pasa sus días preso, refugiado en la religión. ''Quiero volver a entrenar. Todo Caucete puede estar tranquilo porque yo no maté a esa persona'', dijo.
viernes, 17 de febrero de 2017 · 22:43

Por Agostina Montaño

Mueve nervioso las manos, está angustiado y repite de forma compulsiva "yo soy inocente y confío en Dios”. En exclusiva para Tiempo de San Juan Amílcar Funes dio una entrevista desde el Penal de Chimbas, donde está preso hace cuatro meses.

El ex campeón de boxeo supo hacer de las suyas cuando se convirtió en el primer sanjuanino en obtener un título mundial juvenil como boxeador. Hoy, pasa sus días preso y poco queda de su físico de boxeador, producto del tiempo que lleva sin poder entrenar. A Funes lo acusan del brutal asesinato de Sergio Montenegro, el peluquero caucetero que apareció muerto el 3 de junio de 2016. Cuatro meses después, detenían a Amílcar Funes porque fue quien tuvo en su poder, el celular del fallecido.

El boxeador asegura a que él sólo compró el teléfono pero que lo devolvió cuando se enteró de que era del fallecido.

"Con esa persona yo nunca tuve contacto nada más lo conocía de cara porque iba a comprar al kiosco cerca de la peluquería pero nunca salí con él, ni me junté a tomar algo. La noche de mi cumpleaños estuve en mi casa con mi familia”, dice.

 

 

 

Funes está confiado y en los cuatro meses que lleva preso se refugió en la religión. "Dios dice que a los justos y los inocentes no los va a condenar y yo soy inocente”, asegura.

Amilcar está preso desde el 15 de octubre de 2016 cuando la Policía lo fue a buscar a su casa en Caucete, de madrugada, porque él utilizó el teléfono de Montenegro al día siguiente de su muerte. El ex púgil tiene una explicación para esto y dice que compró el aparato de "buena fe”.

"El que me acusa ( un menor de 17 años que también está involucrado en la investigación), me vendió el teléfono el viernes 3 de junio, se lo compré a 1500 pesos”, explicó Funes.

Según él, esa misma mañana revisando el celular se dio cuenta de que tenía en el correo de gmail, el nombre de la víctima. "Hay una llamada que yo le hago a este pibe y ahí le pregunto si el teléfono era del hombre muerto y voy y se lo devuelvo, ese mismo día”, relata. Pero ese tiempo durante el cual Funes tuvo en su poder el aparato, fue suficiente para la Justicia para implicarlo en la causa.

Funes sostiene que ese 3 de junio fue hasta la casa del menor que le había vendido el aparato y se lo devolvió porque "no quería tener problemas”. De todos modos no se explica por qué Funes no llamó a la Policía o no entregó el móvil directamente a los investigadores. Él dice que es porque le dio miedo ya que el menor "tenía antecedentes”.

"Pido perdón por no haber puesto la denuncia, yo no quise hacer nada porque salía con la hermana de este pibe y ella lógicamente lo defiende a su hermano”, cuenta.

Funes tiene esperanzas de que será liberado. "Esa llamada que yo le hago para decirle que por qué me había dado un teléfono de un muerto es la que me va a salvar, cuando la vean eso va a significar mi libertad”, asegura.

Dice que si sale del Penal volverá a boxear y a su vida en su gimnasio en el cual entrenaba y daba clases. A pesar de todo afirma que está muy cómodo con sus compañeros, que no ha tenido problemas y que en el Servicio Penitenciario lo tratan "muy bien". 

"Le pido a todo Caucete que me tenga fe, porque yo soy inocente. Espero que se haga justicia para la familia de esta persona y para mi familia”, repite todo el tiempo.

La causa por el homicidio de Sergio Montenegro tiene dos implicados: uno es Amílcar Funes y el otro es un menor de 17 años, de apellido Torres. Fue éste último quien acusó al boxeador de haber matado al peluquero. La noche que asesinaron a Montenegro, era el cumpleaños de Funes y eso lo deja tranquilo porque dice que "hay como seis testigos que pueden contar que estuve en mi casa hasta las cinco de la madrugada y me acosté a dormir con mi hijo”

El Tercer Juzgado de Instrucción, a cargo del juez Guillermo Adárvez, es quien definirá la situación de Funes.

 

 


12
23

Comentarios

Otras Noticias