FEMICIDIO

Cristina Olivares: se cumplen dos años del juicio por la peor masacre policial de la provincia

Un 13 de noviembre de 2014 comenzaban a ser juzgados Miguel Ángel Palma, Rosa Videla y Noelia Corvalán por darle 166 puñaladas a Cristina Olivares y tirarla en un callejón.
domingo, 13 de noviembre de 2016 · 09:07
Miguel Ángel Palma, Rosa Videla y Noelia Corvalán fueron condenados a prisión perpetua por asesinar de 160 puñaladas a Cristina Olivares, una joven mamá de dos niños. 

Hace dos años comenzaban las audiencias en la Sala I de la Cámara Penal, de lo que sería un juicio histórico para San Juan y para el país. 

La masacre de Cristina Olivares ocurrió el 7 de Julio de 2012 cuando Noelia Corvalán y Rosa Videla la subieron a una camioneta en calle 7 entre Vidart y Lemos, en Pocito. 

Mientras Corvalán le ataba las manos a Olivares con el cinto de una campera, Videla descargaba toda su furia en cada puñalada contra la mujer porque estaba casada con el hombre que ella quería tener. 

Se trata de Miguel Ángel Palma, quien también fue condenado a reclusión perpetua porque los jueces lo consideraron instigador del crimen de Cristina Olivares. Es que el hombre estaba casado con la víctima y además tenían dos hijos juntos. Rosa Videla odiaba a Cristina Olivares y antes del brutal homicidio ya había amenazado con matarla varias veces. Todos estos detalles salieron a la luz en un juicio que duró casi un mes. 
Rosa Videla es quien dio las 166 puñaladas mortales
  
Miguel Ángel Palma estaba casado con Cristina Olivares y además tenían dos hijos juntos

La declaración de Corvalán fue clave porque durante las audiencias confesó haber formado parte de la masacre y dijo que lo hacía porque le tenía miedo a  Videla, quien era su amiga. 

La  joven, que al momento del homicidio tenía nada más que 19 años, estaba casada con uno de los hermanos de Videla y le era infiel con otro de ellos. Videla conocía los secretos de su amiga y la habría extorsionado con contar todo si ella no le ayudaba a terminar con la vida de Cristina Olivares.  
Noelia Corvalán parió adentro del Penal de Chimbas y llegó al juicio con su bebé recién nacido en brazos. 

El 5 de diciembre de 2014 el tribunal presidido por el juez Juan Carlos Caballero Vidal condenó a los tres asesinos a reclusión perpetua. Rosa Videla como autora del delito de homicidio triplemente agravado por alevosía, por el vínculo y por el concurso premeditado de dos o más personas; a Miguel Ángel Palma como coautor del delito de homicidio triplemente agravado por alevosía, por el vínculo y por el concurso premeditado de dos o más personas; y a Noelia Corvalán como coautora del delito de homicidio triplemente agravado por alevosía, por el vínculo y por el concurso premeditado de dos o más personas.  

 

  



LOS HIJOS DE MARÍA CRISTINA OLIVARES 

Miguel (7) y Benjamín Palma (5), los hijos de la mujer asesinada, viven en la actualidad con sus abuelos. Antonio Olivares y Sandra Rojas son quienes se hacen cargo de la crianza de los niños que quedaron huérfanos con su mamá muerta y su padre preso. 

"Los niños están bien, yendo a la escuela. No preguntan por su papá, nunca lo hicieron y ni siquiera quieren tener el apellido”, dijo Federico Olivares a Tiempo de San Juan. 

El hombre reconoció que no tenía en cuenta que se cumplían dos años desde el inicio del juicio y dijo que es porque cuando fueron condenados sintió que se "sacaba una mochila de encima” porque cumplió con la promesa que le hizo a su hija en la morgue. 

Antonio Olivares contó que todavía no le pueden cambiar el apellido a los niños pero que ya fue pedido por la abogada. "En la escuela le dicen Palma y se ponen a llora, no quieren saber nada. El más grande tiene una bronca interior que lo hemos tenido que hacer atender por psicólogos, en cambio el más chiquito no entiende mucho de lo que pasó”, explicó Olivares. 

Sandra y Antonio se dedican, en la actualidad, a ayudar a víctimas de violencia de género.

Comentarios