Entre rumores, Matías Almeyda explicó por qué se fue de Banfield

Tras la goleada ante Arsenal, el técnico dijo que se cumplió un ciclo, mientras se habla de su mala relación con los referentes como Erviti, Domingo y Bologna, quien al término del partido pidió que el Pelado diera explicaciones.
martes, 4 de agosto de 2015 · 20:00
Matías Almeyda aseguró anoche que se despide de Banfield porque su ciclo como entrenador "después de dos años y medio ya está cumplido" y aclaró que no hay "nada raro" en su decisión de dejar de ser el entrenador del conjunto del Taladro.

Después de 99 partidos de los que ganó 45 y empató 27, con 28 derrotas, Almeyda se despidió con una gran victoria sobre Arsenal por 4 a 1, abriendo un interrogante sobre su sucesión, para la que pica en punta el ex Independiente y Godoy Cruz, Jorge Almirón, escoltado por Juan Antonio Pizzi.

Entre Robinson Hernández (técnico de la cuarta) y Hugo Donato (de la reserva), saldrá su reemplazante interino para los próximos entrenamientos, sin perder de vista que el próximo 3 de octubre habrá elecciones en el club. Claudio Vivas, a cargo de las inferiores, declinó ese ofrecimiento.

Para formalizar la salida se realizó una conferencia de prensa después de la contundente victoria sobre los de Ricardo Caruso Lombardi, pero en la intimidad banfileña esta puesta en escena no cerró demasiado, porque era conocida la relación distante que mantenía el Pelado con tres referentes del plantel como Walter Erviti, Nicolás Domingo y el arquero Enrique Bologna, quien al término del juego pidió que Almeyda aclarara porqué se iba, ya que desde las plateas lo habían tildado de camarillero.

El representante de Almeyda, el ex volante de Arsenal y San Lorenzo, Santiago Hirsig, se encuentra desde hace una semana en México, a propósito de la salida del técnico del seleccionado de ese país, Miguel Piojo Herrera, despedido por golpear a un periodista.

El ex técnico riverplatense surge como uno de los candidatos a reemplazarlo, recomendado justamente por alguien que predica su misma línea futbolística, está intrínsecamente vinculado a Banfield y ya dirigió al Tri: Ricardo La Volpe.

Por eso no sonaron muy convincentes las palabras de Almeyda cuando después de escuchar al presidente del club, Eduardo Espinosa, sostuvo que en "la vida uno toma decisiones en los momentos que creen que son los justos. Esta salida la analicé y después de dos años y medio, tanto los jugadores como yo necesitamos un cambio de aire".

"Pero acá no hay nada raro y ningún problema con los jugadores. Simplemente considero que se cumplió un ciclo y pudimos dar fin a una etapa excelente, algo que puede observarse a través de todo lo conseguido", apuntó.

"Acá todos crecimos, el predio de Luis Guillón tiene vida, porque hay canchas donde el pasto se renueva todos los días y antes estaban secas. Soy consciente de que a Banfield voy a volver, porque acá conocí gente maravillosa, y no me guardo nada ni tengo nada", insistió.

Y destacó que "no siempre un técnico tiene que irse mal de un club. Nosotros nos vamos bien. Y esta fue la despedida que deseaba, con el equipo jugando como yo quería, dejando en el recuerdo una vuelta olímpica con mi papá, haber entrenado a gente maravillosa y convivido con un cuerpo técnico integrado por amigos. Como será que hasta mis hijas se hicieron de Banfield".

 

Télam


Comentarios